Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Meaño ahorra otros 700.000 euros en su cuenta que ronda los 4,5 millones

Salón de plenos del Concello de Meaño durante una reciente sesión.

Salón de plenos del Concello de Meaño durante una reciente sesión.

El regidor de Meaño Carlos Viéitez dio cuenta en el último pleno de la liquidación de los presupuestos de 2020 que se saldó con un superávit de 679.507 euros –cifra que supera los 474.000 con que se había saldado el ejercicio de 2019–. Una partida que se suma así a las arcas municipales, donde el remanente líquido del fondo de tesorería asciende ahora a 4,5 millones de euros.

Por su parte en relación a los presupuestos de 2021, pendientes aún presentación y aprobación en pleno, a preguntas de la oposición, el regidor lo relacionó con la necesidad de esperar a contar con la RPT, si bien anunció que sí se presentará en breve.

Presupuestos

Ante ello, el independiente José Manuel Aspérez preguntó sobre posibles consecuencias sobre el concello por no contar con presupuesto aprobado a 31 de diciembre como fija la norma. Al no precisarlo el alcalde, Aspérez Montes apuntó que en la subvención solicitada a la Xunta para invertir en el pabellón de As Covas-Meaño “las bases penalizan con 4 puntos el no disponer de presupuesto aprobado como fija la norma”.

“Optamos por no convocar la junta de portavoces porque participábamos todos menos usted, que en ellas estaba como ausente”, reprochó a Aspérez.

Carlos Viéitez - Alcalde de Meaño

decoration

El independiente preguntó asimismo sobre la causa de no convocarse la junta de portavoces desde el pasado mes de septiembre, órgano concebido en 2019 por el nuevo equipo de gobierno. El alcalde Carlos Viéitez justificó en su presupuesto: “Optamos por no convocar esta junta –le dijo– porque participábamos todos menos usted, que en ellas estaba como ausente”.

Informes sobre puestos de funcionarios

Una RPT que colea en Meaño desde 2015, cuando el entonces gobierno local de Lourdes Ucha encargara una primera relación a la firma coruñesa J&L Turdó Consulting S.L. Pero el documento no prosperó, por considerarse que el incremento salarial de personal chocaba con el muro de contención implementado desde el gobierno central, amén de que la estabilización de empleo iba a modificar las categorías de varios profesionales. Pese a rechazar de forma definitiva el texto, el concello tuvo que abonar a la empresa los 5.203 euros acordados por contrato, una cifra que trasciende ahora.

En 2018 se encargó un segundo estudio a la santiaguesa Galivalia Consulstgo S.L.

El año de plazo venció, con el cambio de gobierno de por medio, y a finales de enero de 2020 el nuevo regidor Carlos Viéitez volvió a suscribir un contrato con la misma firma por un montante de 8.470 euros, estipulando de nuevo un plazo de un año.

En el último pleno el regidor afirmaba que el documento “se halla en fase de negociación”.

Conserje con contrato indefinido

El alcalde dio cuenta de la sentencia judicial que obligaba al concello a admitir como indefinido discontinuo a la trabajadora que venía realizando desde hace tiempo labores de conserje del Centro Social de Dena y coordinadora del SAF, motivado por venir encadenando contratos para el mismo puesto.

Se trataba de una práctica habitual con otros trabajadores que venían ejerciendo así en su puesto hasta más de una década. En este caso hace así el número 34 de la plantilla municipal que pasa a ser reconocido como indefinido discontinuo, por cuanto la vía judicial es la única puerta posible.

Compartir el artículo

stats