Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas arousanas (o no) que quieren expandirse miran a Barbanza

La reunión mantenida entre representantes del gobierno de Rianxo y SEA.

La reunión mantenida entre representantes del gobierno de Rianxo y SEA. FdV

De un tiempo a esta parte se habla de empresas arousanas que quieren ampliar sus instalaciones, al igual que hay otras de fuera que quieren implantarse aquí. Pero hay muchos movimientos que se están llevando a cabo que no salen a relucir, para que no se vean entorpecidos.

Relacionadas

A pesar de la pandemia, puede decirse que los movimientos empresariales no se detienen, por lo que pronto puede haber novedades a este respecto.

Una vez planteado este escenario, puede resaltarse que en la comarca de O Salnés y el territorio del Ullán hay empresas que quieren ampliar sus instalaciones y no pueden hacerlo, por carecer de suelo industrial apropiado. Como también hay otras que meditan trasladarse a Portugal, para aprovechar sus bonificaciones fiscales y la rapidez en la tramitación del papeleo que allí se les ofrece.

Mientras esto sucede y se pone en entredicho la capacidad de los municipios arousanos para ofrecer terreno apto para el desarrollo de las empresas, incluso con alguno que, como O Grove, carece de un PXOM mediante el que regular su situación, ampliación e instalación, resulta que al otro lado de la ría, en Barbanza, polígonos como el de Rianxo no dejan de crecer.

Y no solo eso, sino que en Ribeira preparan la construcción de uno para el que ya se estudia una ampliación futura, teniendo en cuenta que, tras una consulta de mercado, la demanda virtual de parcelas es tan considerable que, de hacerse realidad, agotaría ya la superficie útil prevista inicialmente.

El terreno adquirido por Conservas Cerqueira, en el polígono industrial de Té (Rianxo). | // M. MÉNDEZ

¿Qué supone todo esto? Pues que hay empresas de O Salnés y Ullán que pueden estar interesadas en asentarse en Arousa Norte, donde se están dando pasos notorios para captar nuevas industrias, consolidar las ya existentes y generar empleo.

Prueba de ello es lo que plantea Ribeira, que tras anunciar la construcción de un polígono de 156.807 metros cuadrados, ha constatado ya que hay interés de 41 empresas dispuestas a ocupar 156.000.

716 nuevos empleos en Palmeira

De ser así, y de acuerdo con los datos trasladados al Concello por las propias empresas, se crearían 716 puestos de trabajo.

Así se desprende de la consulta realizada entre el 22 de febrero y el pasado lunes, en la cual se emplazaba a los empresarios interesados a cubrir un formulario indicando el tipo de negocio o industria que están dispuestos a ubicar en el polígono proyectado para la parroquia de Palmeira, cuántos metros cuadrados necesitarán y qué cantidad de empleos generarán.

La misión de Beatriz Sestayo al frente de SEA

Suelo Empresarial del Atlántico (SEA) es una sociedad participada en un 83,44% por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que gestiona 13 parques empresariales en Galicia, los cuales suman más de 4 millones de metros cuadrados.

La entidad, con Beatriz Sestayo como gerente y que tiene un 15,91% en manos de la Xunta de Galicia –perteneciendo el 1,65% restante a Abanca–, fue creada con el objetivo de desarrollar y comercializar parques empresariales en Galicia.

Y eso es lo que hace con los de Vilanova de Arousa y Catoira, en la provincia de Pontevedra, los coruñeses de Malpica, Vimianzo, Cee, A Laracha, A Pobra do Caramiñal, Muros y Rianxo, y, ya en la provincia de Lugo, con los de Monforte, Mondoñedo, Chantada y Rábade.

El resultado no puede haber sido más positivo. Es tal el interés por este parque empresarial, provisto de 1.150 metros cuadrados para equipamientos, 577 para servicios urbanos, 35.620 para su red viaria y casi 65.000 como espacios libres, que el gobierno de Ribeira, dirigido por el conservador Manuel Ruiz Rivas, ya se ha puesto manos a la obra para planificar su ampliación “y dotar de más metros al tejido industrial en nuestro municipio”.

El proyectado parque empresarial de Ribeira. FdV

Rianxo: una mina de oro sobre un gran estercolero

Es lo que está haciendo desde hace tiempo el gobierno de Rianxo, dirigido por el nacionalista Adolfo Muíños. El de este municipio de Arousa Norte es un caso realmente llamativo, ya que su parque empresarial, que se está convirtiendo en uno de los más importantes de Galicia, no deja de crecer sobre lo que antiguamente era un inmenso vertedero de basuras; de aquellos que las nuevas generaciones no conocieron y en los que se amontonaban y quemaban absolutamente todos los residuos, cuando no existía nada de eso que ahora se conoce como reducir, reciclar o reutilizar.

Beatriz Sestayo, en una visita a Catoira.

Beatriz Sestayo, en una visita a Catoira. FdV

Tras ser sellada, y una vez regenerado el entorno, aquella inmensa escombrera se ha convertido en una especie de mina de oro en el municipio rianxeiro, con el 70% de su superficie ocupada ya.

Conservas Cerqueira aporta 2,2 millones

La firma Conservas Cerqueira, que tiene sedes en Rianxo y Vigo, y que dispone de una plantilla de alrededor de 400 empleados, adquirió el año pasado cinco parcelas en el polígono industrial de Té que sumaban 24.896 metros cuadrados.

Tras aquella adquisición, por importe de 1,5 millones de euros, Conservas Cerqueira quiere más.

Su plan de expansión sigue latente, de ahí que vaya a adquirir dos nuevas parcelas en el polígono rianxeiro, en este caso con 11.548 metros cuadrados de superficie y un desembolso de 727.524 euros, más IVA.

Puede que por poco tiempo, ya que hay más empresas interesadas en instalarse en este lugar; entre ellas alguna de O Salnés y Ullán que lleva tiempo buscando un espacio idóneo para expandirse.

De ahí que se baraje ya una posible ampliación de este parque empresarial arousano, “atendiendo a la importante evolución del polígono en los dos últimos años”, tal y como confirman en Suelo Empresarial del Atlántico (SEA).

Su gerente, Beatriz Sestayo, visitó hace unos días al regidor rianxeiro y su teniente de alcalde, Carmen Figueira, para informarlos de una nueva operación cerrada en el polígono “que contribuye al impulso económico de la zona y a la creación de empleo”, como es la ampliación del suelo adquirido hace meses por Conservas Cerqueira para asentarse en este lugar.

Hacia el norte, a lo largo del río

Fue en ese encuentro cuando salió a relucir la necesidad de ampliar el polígono industrial asentado en el lugar de Té, lo cual se llevaría a cabo hacia su cara norte, aunque “alejado” del río del mismo nombre que pasa por allí y de las viviendas de Monte Grande, en la parroquia de Asados, más próximas al parque.

El alcalde, que destacó la potenciación de su polígono realizada por SEA a manos de Beatriz Sestayo, cree preciso afrontar esta ampliación para anticiparse a los deseos de las empresas y tener “los deberes hechos” cuando llegue el momento de recibir nuevas ofertas de implantación en Té.

El alcalde de Catoira, Alberto García, y Beatriz Sestayo.

El alcalde de Catoira, Alberto García, y Beatriz Sestayo. FdV

Al igual que la gerente de la sociedad encargada de desarrollar y comercializar los parques empresariales de Galicia elogió el “ambiente de colaboración” propiciado por el gobierno de Rianxo, el cual ha permitido “que en un año de COVID” fuera posible “sortear todos los obstáculos” y convertir esta superficie empresarial “en un ejemplo para todos los polígonos de Galicia”, remarcó Sestayo.

Mar da Pobra y otras incorporaciones destacadas 

Esa proyección del parque empresarial rianxeiro es posible porque en los dos últimos años, SEA y el Concello consiguieron nuevos e importantes “fichajes”, como es el caso de Proameixa, Renobat, Transportes Potel, Conservas Cerqueira y Frigoríficos Mar da Pobra S.L.

Respecto a esta última industria, puede decirse que llegó a Rianxo para ocupar una parcela de 1.125 metros cuadrados, adjudicada por 80.640 euros, en la que desarrollar un proyecto de producción de congelados mediante “un proceso sostenible, artesano y respetuoso con el medio ambiente”.

Beatriz Sestayo y Pablo Fernández Piñeiro, responsable de Frigoríficos Mar da Pobra S.L., avanzaban el pasado mes de octubre que la empresa pretende impulsar en este parque empresarial “un proyecto muy innovador centrado en la sostenibilidad que permitirá producir cerca de 55 toneladas de producto del mar procedente de Galicia”.

FdV Beatriz Sestayo y Pablo Fernández Piñeiro.

El objetivo, insistía Pablo Fernández al visitar junto a Sestayo el terreno adquirido por su empresa, es “desarrollar procesos respetuosos con el medio ambiente y sostenibles, desde la primera fase hasta la entrega del producto final”.

Beatriz Sestayo, a su vez, resaltaba la importancia de que sigan produciéndose incorporaciones empresariales a este polígono, en este caso “una compañía innovadora y respetuosa con el medio ambiente que contribuirá al crecimiento de esta área comercial estratégica”.

Una de las empresas del polígono rianxeiro. M.M.

A lo que añadía que es importante que nuevas empresas apuesten por este polígono empresarial "en un momento complejo como el actual, porque contribuirá al desarrollo socioeconómico y a la creación de empleo” en Arousa Norte.

Estas son las características fundamentales del parque empresarial de Té


  • El polígono industrial de Rianxo, sin duda una de las prioridades de SEA, dispone de una veintena de empresas, entre las que se encuentran Cortizo, Transagonza, Proafer, Metales Taragoña, La Cambra o Talleres Milocho.
  • En este parque SEA bonifica el 10% del precio establecido de venta de parcelas en caso de que se adquieran más de 6.000 metros cuadrados de superficie.
  • Dispone de una superficie bruta de 317.728 metros cuadrados y neta, de 200.156.
  • Entre sus ventajas están las “excelentes comunicaciones” de que dispone, con acceso directo a la Autovía de Barbanza (AG-56) y a apenas 20 kilómetros de la Autopista del Atlántico (AP-9) y la N-550.


Ratificadas las nuevas operaciones en Rianxo y Vilanova

En relación con el polígono rianxeiro, hay que decir que el consejo de administración de Suelo Empresarial del Atlántico (SEA) aprobó esta misma mañana “operaciones por valor de más de 2,8 millones de euros, entre las que destaca una nueva venta cerrada en Vilanova de Arousa y la consolidación de la apuesta de Conservas Cerqueira por Rianxo”.

De este modo, SEA cierra el primer trimestre “con unas cifras récord y operaciones que suponen la movilización total de 60.317 metros cuadrados, pese a la situación de pandemia por COVID”.

Entre ellas figuran la citada autorización de operaciones en Vilanova y Rianxo, como también las de Monforte de Lemos, Rábade, A Laracha, Cee, Vimianzo y Muros.

“Existen sectores estratégicos que han aguantado bien la situación de la pandemia, como el de las conserveras, el de frío industrial o los relacionados con la logística”

Beatriz Sestayo - Gerente de SEA

decoration

Así lo destaca la gerente de SEA, Beatriz Sestayo, cuando argumenta que las cuentas aprobadas hoy, “por unanimidad”, vuelven a arrojar un resultado positivo a pesar de la pandemia, lo cual achaca a que “existen sectores estratégicos que han aguantado bien la situación, como el de las conserveras, el de frío industrial o los relacionados con la logística”.

El polígono industrial de Rianxo, en Té.

El polígono industrial de Rianxo, en Té. SEA

De ahí, por ejemplo, que Rianxo se convirtiera “en referente en el sector de las conserveras”, insiste Sestayo, abundando así en lo ya publicado por FARO DE VIGO en los últimos días.

En este sentido, incide en que el polígono situado en Té “ha pasado en apenas dos años del 15% de ocupación a cerca del 70%”, cerrándose hoy mismo “la venta de dos nuevas parcelas a Conservas Cerqueira, titular de la marca Pay Pay”.

Vilanova de Arousa

En cuanto a Vilanova, el consejo trimestral de SEA certificó “la buena marcha” de este polígono empresarial, confirmando la venta de otros 2.715,19 metros cuadrados (una parcela), por un importe de 214.228 euros más IVA.

Esto, a juicio de Sestayo y su equipo, “confirma la buena evolución de esta área empresarial estratégica, llamada a atraer gran parte del negocio y de la actividad industrial y comercial de la zona”.

M.M. Instalaciones de Cortizo en el polígono de Rianxo, justo al lado de la Autovía de Barbanza.

Extrugasa: Objeto de deseo en todas partes

Al hablar de suelo industrial en Arousa, tanto si es en la cara norte como en la sur, hay que pensar en industrias tan potentes como Extrugasa, asentada en Valga y que lleva tiempo buscando terrenos para seguir creciendo.

En este sentido, Rianxo bien podría estar en sus planes, aunque hasta ahora se barajaron otras muchas ubicaciones cercanas.

Alberto García, Iván Caamaño y Andrés Quintá, en Extrugasa. FdV

El pasado mes de diciembre, por ejemplo, el alcalde socialista de Catoira, Alberto García García, visitó acompañado de Iván Caamaño, líder del PP local, las instalaciones de Extrugasa, donde fueron recibidos por el empresario Andrés Quintá y se interesaron por sus planes de futuro y por los 80 catoirenses que forman parte de la plantilla, compuesta por unos 700 trabajadores..

Como se explicó entonces, aquello no fue una visita casual, sino que tiene mucho que ver con los planes de expansión de la empresa de extrusionados de aluminio, que busca suelo empresarial apto para seguir creciendo.

Lo que hicieron entonces los dirigentes catoirenses fue ofrecer el polígono de Abalo, "con acceso a infraestructuras viarias como la autopista o la autovía, cerca del puerto de Vilagarcía y en un punto céntrico en cuanto a distancia a Santiago o Vigo”.

Son, en definitiva, unas condiciones “que nuestro Concello pone a disposición de las grandes y pequeñas empresas”, se encargaban de anunciar Caamaño y García.

El polígono industrial de Abalo. Noé Parga

“Grandes empresas” como Extrugasa, “en continua expansión e inversión, capaces de buscar terrenos y oportunidades para seguir creciendo”. Y “grandes empresarios como Andrés Quintá”, capaces de “hacer de nuestra comarca y sus alrededores un lugar con oportunidades de trabajo”, declaraban los políticos catoirenses.

Las instalaciones de Extrugasa. Iñaki Abella

Acompañados de Andrés Quintá, García y Caamaño recorrieron la fábrica y conocieron tanto los procesos de aluminio como los deseos de expansión de la industria, a la que agradecieron su capacidad para generar empleo en la comarca y, particularmente, en el Concello de Catoira.

Y es que “generar empleo para nuestros vecinos” es “uno de nuestros principales motivos de preocupación”, explicaba el tándem García-Caamaño, convencidos de que mantener los puestos de trabajo actuales y conseguir otros nuevos “es clave para que seamos un municipio con riqueza y futuro”.

El difícil papel de Alberto García e Iván Caamaño

Siempre jugaron con desventaja, ya que ni siquiera tienen el respaldo de su partido; sobre todo el primero de ellos, al que los suyos quieren cargarse, políticamente hablando, desde hace tiempo. Pero aún trabajando en solitario, el alcalde socialista Alberto García y el edil conservador Iván Caamaño llevan meses haciendo gestiones para intentar que la ampliación de Extrugasa beneficie al municipio vikingo y a sus ciudadanos.

Los aún líderes del PSOE y el PP en Catoira –por mucho que pese a algunos– se entrevistaron hace tres meses con Andrés Quintá, el máximo exponente de la firma de extrusionados asentada en Valga, para ofrecerle apoyo absoluto y animarlo a ampliar la factoría utilizando el polígono industrial de Abalo.

Eso fue lo que trascendió, aunque en realidad desde entonces mantuvieron otros muchos encuentros con el mismo fin, los cuales han preferido mantener en silencio, para evitar interferencias o injerencias que pudieran afectar a las negociaciones.

Lo cierto es que ni ellos ni Catoira lo tienen fácil, a tenor de las presiones que se están produciendo desde altas esferas políticas y otras localidades.

Tanto es así que algunos consideran a García un auténtico incordio al que hay que apartar de la primera línea política a toda cosa. Pero, preguntados por ello, tanto García como Caamaño restan importancia a las presiones externas y se muestran dispuestos a seguir trabajando en la misma línea.


Los políticos vikingos señalaban que “todas las oportunidades que se puedan conseguir para que las empresas se instalen en Catoira deben ser aprovechadas”, por lo que insistían en sus guiños a Extrugasa diciendo que el vikingo es “un lugar que tiene unas potencialidades enormes para este tipo de empresas”.

Compartir el artículo

stats