La Estación Fitopatolóxica do Areeiro ha lanzado un nuevo aviso para que de forma urgente se traten las plantas de boj para hacer frente a la plaga de mariposas (cydalima perspectalis), actualmente en fase larvaria para hacer frente a su expansión.

Se trata de una plaga, explican, “originaria del Este de Asia” pero que en la actualidad “constituye una grave amenaza para los jardines históricos y tradicionales de las Rías Baixas”. Los expertos recuerdan que esta plaga es la “responsable” de la pérdida de formaciones naturales de boj en el Pirineo catalán y en el centro de Europa.

Los técnicos recomiendan la eliminación de los brotes y aplicar tratamientos pues estas orugas actúan de forma voraz provocando la defoliación del árbol en pocos días.