Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los gatos callejeros buscan en el pleno nuevos aliados

Una de las colonias de gatos callejeros existentes en O Grove. FdV

El control reproductivo de las poblaciones de gatos callejeros mediante la aplicación de "programas de captura, esterilización y suelta (CES) es una solución avalada por numerosos trabajos de investigación, veterinarios y la Organización Mundial de la Salud (OMS)". Y todo por considerarse "un protocolo positivo desde el punto de vista de la salud pública y el bienestar animal”.

Así lo hace constar Esquerda Unida (EU) de O Grove, el grupo liderado por José Antonio Otero que advierte de que “una colonia de gatos esterilizada juega un papel importante en el control de roedores”, además de resaltar que el método CES “mejora las condiciones sanitarias de la propia colonia y favorece la higiene del entorno”.

Hace estas valoraciones en sintonía con lo planteado en los últimos años por los vecinos, asociaciones como O Jato Meco y los propios grupos políticos. Y esta vez EU da un paso más, haciendo que la Corporación municipal de O Grove vaya a estudiar el lunes, en un pleno telemático, la puesta en marcha de un plan municipal basado en ese protocolo CES, es decir, el de “captura, esterilización y suelta”.

Los munícipes van a ver el modo de aplicar esa línea de actuación e incluso la forma de elaborar un censo municipal de colonias felinas identificando a los animales que las componen, para lo cual se baraja la posibilidad de establecer un convenio de colaboración con asociaciones como O Jato Meco.

Gatos callejeros en O Grove. FdV

Así lo expondrá al pleno Esquerda Unida (EU), además de abogar por la firma convenios con clínicas veterinarias y favorecer y proteger la labor de los voluntarios que cuidan de las colonias, “estudiando la forma de acreditar a esas personas a través de la emisión de un carné o justificante de la actividad, el cual se obtendría después de que asistieran a un curso”.

La moción presentada por el grupo municipal que dirige José Antonio Otero también reclama, asimismo, que se estudie la posibilidad de fijar una ayuda económica para que los voluntarios acreditados puedan alimentar a los gatos callejeros.

Y completa la relación de propuestas con el establecimiento de una partida presupuestaria para aplicar el protocolo CES, el desarrollo de ordenanzas que castiguen el maltrato animal y la realización de talleres de educación contra el abandono, así como campañas que conciencien sobre la necesidad de esterilizar a los animales domésticos.

Gatos callejeros en la zona portuaria de O Corgo. FdV

Mesa de trabajo

Por todo ello, los esquerdistas creen preciso “convocar una comisión que concrete todas las medidas precisas, así como realizar reuniones con las asociaciones para encontrar la mejor solución entre todos”.

¿Y por qué todo esto? Pues según Esquerda Unida, “porque el continuo abandono de gatos domésticos, unido a su capacidad reproductiva, hace que se formen colonias descontroladas de felinos vagabundos en zonas urbanas que no son aptas para su supervivencia, ocasionando molestias a los vecinos del municipio”.

Uno de los voluntarios grovenses. FdV

La formación ponente de la moción argumenta también que “las evidencias científicas demuestran que el contagio de gatos a personas es altamente improbable siguiendo unas condiciones básicas de higiene”, para lo cual el método CES constituye “un programa sanitario” aconsejable, ya que “permite que los gatos de la calle estén sanos, desparasitados y no constituyan ningún peligro para la ciudadanía ni para la salud pública”.

Compartir el artículo

stats