Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición acusa a Durán de retenerles la correspondencia de los colectivos

Pleno de Vilanova de Arousa

Pleno de Vilanova de Arousa Noé Parga

Los tres grupos de la oposición de Vilanova (Partido Socialista, Gañemos y Bloque Nacionalista Galego), enviaron ayer un comunicado en el que denuncian que el grupo de gobierno les retiene documentación en “un ejercicio manifiesto de una extraordinaria falta de ética, algo que vulnera todos los principios democráticos, e incluso legales”. Los tres grupos políticos se refieren a la documentación que el pasado 2 de febrero un grupo de representantes de la práctica totalidad de hoteleros de Vilanova entregó en el Concello. Esa documentación iba dirigida al grupo de gobierno, pero también a los tres grupos de la oposición.

Tal escrito “nunca nos fue entregado, en un acto que evidencia la actitud prepotente de Durán negándose a entregar una documentación que nos pertenece, secuestrando una correspondencia en un ejercicio claro de vulneración de nuestros derechos como oposición”.

Las tres formaciones se enteraron de esta circunstancia el pasado lunes y eso les lleva a creer que lo ocurrido con la documentación de los hoteleros “no haya sido la primera vez, sino que sea una más de muchas”.

Para las tres formaciones políticas, lo más “repugnante del hecho es que los hosteleros pedían algo que, a instancia de una moción presentada por el PSOE y consensuada por todos los grupos en el pleno, quería dar un impulso al sector tras lo ocurrido en la pandemia”. Esa moción, que fue aprobada por unanimidad, incidía en la necesidad de promover un encuentro con los sectores afectados por la crisis económica ocasionada por la pandemia, entre ellos, la decena de hoteles que existen en el municipio.

Activistas de extrema izquierda

“Lejos de comunicárselo a los demás grupos, como se pedía en el escrito, Durán salió insultando y menospreciando a los hoteleros vilanoveses”, recuerdan. De hecho, el regidor vilanovés cargó duramente contra el grupo de hoteleros, y en particular, contra uno, Xoán Hermida, al que acusó de ser un “activista de extrema izquierdas”, vinculando la iniciativa del colectivo a PSOE y Podemos.

Los hoteleros no dudaron en responder afirmando que su escrito no tenía nada que ver con la política, sino con actuar con responsabilidad ante una grave crisis económica que estaba poniendo en jaque a un sector importante de la economía local.

Compartir el artículo

stats