Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La energía solar se convierte en fuente de ahorro económico y ambiental para O Salnés

Giráldez inauguró ayer, de forma oficial, la planta fotovoltaica de Treviscoso. | // IÑAKI ABELLA

Con más de 200 paneles solares que cubren todo el depósito de la Estación Depuradora de Treviscoso, la Mancomunidade camina hacia el autoabastecimiento energético, una apuesta que no solo les va a permitir ahorrar en lo económico, sino que convertirá al ente en un ejemplo a seguir en lo medioambiental. La presidenta de la Mancomunidade, Marta Giráldez, varios alcaldes de la comarca y la directora xeral de Administración Local, Natalia Prieto, inauguraron ayer este complejo fotovoltaico que comenzó a funcionar el pasado mes de diciembre y que puede cubrir por completo las necesidades de energía de la planta de depuración de Treviscoso.

Sala de control de la planta fotovoltaica de Treviscoso. Iñaki Abella

Giráldez se mostraba muy satisfecha de los resultados alcanzados durante estas semanas donde “la planta es capaz de cubrir el 97% de la energía que necesita la depuradora para trabajar durante el día, lo que supone, aproximadamente, un 35% de ahorro total”. Sin embargo, la instalación está funcionando según la necesidad de la planta, porque su diseño permitiría generar más energía de la necesaria, pero “todavía estamos tramitando los permisos necesarios para verter a la red, algo que nos llevará un plazo aproximado de un año”. Así, se ahorraría dos veces, por un lado el coste económico que había que abonar por el uso de la electricidad para hacer funcionar la depuradora, al que se sumará el abono del excedente, del que deberán hacerse cargo las eléctricas una vez tenga la Mancomunidade los permisos de vertido en la red. También será importante este excedente para cubrir los períodos nocturnos, donde la red fotovoltaica pierde efectividad y hay que recurrir al suministro de energía convencional.

La planta, en estos momentos, es capaz de generar 12 megavatios, es decir, lo que consumen un total de 1.266 viviendas y para lo que habría que utilizar un total de 7,46 barriles de petróleo. Además, con la puesta en marcha de esta planta fotovoltaica se está evitando que se arrojen a la atmósfera 6.075,13 kilogramos de dióxido de carbono, “lo que supone una ayuda muy importante para el medio ambiente”.

Las instalaciones cuentan con más de 200 paneles solares. Iñaki Abella

Los buenos resultados que ha ofrecido la planta fotovoltaica de Treviscoso han provocado que la Mancomunidade ya esté trabajando en otro proyecto similar para hacer lo mismo con otras instalaciones que tienen un coste muy importante, el bombeo de Pontearnelas. El ente se encuentra en estos momentos reformando el bombeo que suministra agua a toda la comarca y, en la mejora ofrecida por la empresa adjudicataria, se encontraba una pequeña planta fotovoltaica. Esa propuesta ha interesado mucho a la Mancomunidade que ha dado el paso para “ampliarla y tratar de que cubra el coste energético que supone el bombeo”.

El sistema de Treviscoso está permanentemente controlado en una sala instalada en la propia depuradora. Desde esa sala se tiene perfectamente monitorizado el funcionamiento y se sabe qué tipo de energía y en qué porcentaje se está usando, calculando al momento el ahorro que eso supone. Además, en caso de un incidente grave en la red, la planta podría seguir bombeando agua a toda la comarca gracias a la planta fotovoltaica.

Fondo Compensación Ambiental

En la puesta en marcha de la planta de Treviscoso ha sido fundamental la colaboración entre instituciones. Esa colaboración se enmarca en el Fondo de Compensación Ambiental, que destina los ingresos del canon eólico a ayudas en los municipios para proyectos de recuperación ambiental, como es el caso de la planta de Treviscoso. Siempre se premian aquellos proyectos que impulsan el uso de energías renovables, la protección del medio ambiente, la mejora de la eficiencia energética, sistemas de ahorro de agua y de residuos entre otros.

El coste de esta actuación se fijó en 120.000 euros y al concurso para la instalación de los paneles fotovoltaicos se presentaron un total de 9 empresas.

Compartir el artículo

stats