Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta impone restricciones especiales en Vilagarcía al dispararse el índice de contagios

- Los aforos en bares y comercios se reducen a la mitad y se prohíben las reuniones de más de 10 personas - Detectan un brote con más de 50 positivos en una firma avícola con fábricas en Cambados y Pontevedra

El Concello de Vilagarcía reabrió al público, y ha marcado circuitos de paso para los ciudadanos. // I.Abella

La Consellería de Sanidade decretó ayer la imposición de restricciones especiales en Vilagarcía, con la finalidad de aplacar el aumento de contagios por coronavirus. Las limitaciones ya entraron en vigor la pasada medianoche y afectan, por ejemplo, al aforo de los comercios y los establecimientos de hostelería, que no podrá superar el 50 por ciento del total. Además, se prohiben las reuniones públicas o privadas de más de 10 personas.

La Consellería de Sanidade cuenta con un Comité Clínico de expertos, que evalúa constantemente una serie de indicadores, para saber en qué punto está la pandemia de coronavirus en cada municipio o comarca. Y en los últimos días, saltaron las alarmas con los datos de Vilagarcía, puesto que se han disparado los contagios. De hecho, se han sobrepasado los 40 casos activos.

La incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes en Vilagarcía rozó en los últimos siete días los 80, lo que supone el doble del índice de la semana anterior. También está muy encima de la media gallega actual, que se sitúa entre los 40 y los 50 casos por cada 100.000 habitantes. El rápido crecimiento de ese índice fue uno de los aspectos que alarmó a los expertos que están trabajando con la Xunta, pero no el único.

Otro de los valores que estudian el Comité Clínico es el porcentaje de pruebas PCR positivas con respecto al total de las realizadas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que ese porcentaje no debería superar el cinco por ciento, pues de lo contrario podría ser un síntoma de que la enfermedad se está descontrolando.

La Xunta aplica un criterio todavía más restrictivo, y los técnicos hacen un seguimiento especial cuando el número de PCR positivas con respecto a todas las realizadas supera el 3 por ciento. Pero los indicadores de O Salnés y Vilagarcía son bastante peores.

A nivel comarcal, en estos momentos son positivas el 7 por ciento de las PCR realizadas; y en el término municipal de Vilagarcía, el 10 por ciento.

Por si esto fuese poco, en la semana del 16 al 22 de septiembre se disparó el número reproductivo básico instantáneo del virus (el número de personas a las que puede contagiar cada infectado). Para que la incidencia de la enfermedad vaya a menos, ese número tiene que estar por debajo de 1. Pero en Vilagarcía lleva desde el 10 de este mes por encima de 1,5. Y en la última semana tuvo picos de 4, lo que significa que cada persona infectada puede contagiar a entre dos y cuatro más.

Una avícola

Hay otro factor que preocupa a los especialistas, y es que se ha detectado un fuerte brote de coronavirus en una empresa avícola, con centros de trabajo en Pontevedra y Cambados. Se trata de Avícola de Galicia (Avigal), y ya hay más de 50 trabajadores contagiados entre las dos sedes de la empresa.

Al parecer, los primeros casos se detectaron a principios de la semana pasada, y a los pocos días ya había una docena de trabajadores confinados en sus casas. Pero tras los cribados masivos, ese número ha aumentado de forma exponencial. Este brote preocupa a las autoridades, puesto que Avigal cuenta con empleados de varios municipios, tanto de la comarca de Pontevedra como de la de O Salnés, y entre ellos hay trabajadores que residen en Vilagarcía.

Fuentes consultadas afirman que Avigal aplica estrictas medidas de seguridad durante los procesos productivos, y que los contagios pudieron empezar durante los periodos de descanso, cuando se relajan las distancias o el uso de la mascarilla para comer o beber algo.

Las limitaciones

La orden que recoge las limitaciones que ya están en vigor en Vilagarcía se publicó anoche en el Diario Oficial de Galicia.

Durante los próximos días, se recomiendan a las personas mayores de 75 años, que no puedan llevar mascarilla o de grupos de riesgo para el coronavirus que eviten la calle y los establecimientos públicos en horarios de máxima afluencia. También se establece que los comercios deberán fijar algún tipo de atención preferente para las personas mayores de 75 años.

Los aforos se limitan al 50 por ciento en comercios, el interior de los bares, cines, academias o autoescuelas. También habrá que reducir a la mitad los puestos de venta ambulante en los mercados de los martes y los sábados.

En la hostelería, a mayores, queda prohibido el consumo en la barra, y queda fijado en diez personas el máximo de personas que pueden sentarse juntas en una mesa o grupo de mesas. Eso sí, en las terrazas pueden ocupar el 75 por ciento de las mesas, y se salvan de las limitaciones aquellos negocios que tengan comidas o cenas ya contratadas para este fin de semana (del 24 al 27 de septiembre), aunque tendrán que ponerse en contacto con la Consellería de Sanidade.

Las celebraciones se limitan a 100 personas al aire libre, y 50 en recintos cerrados, mientras que en el caso de los velatorios solo podrán haber 10 personas al mismo tiempo cuando sean en un tanatorio. La comitiva fúnebre de los entierros no podrá superar en Vilagarcía las 25 personas.

La situación volverá a reevaluarse dentro de una semana.

Compartir el artículo

stats