Arsenii no vendrá este verano a Vilagarcía. El gobierno ruso y la asociación Ledicia Cativa han decidido cancelar este año el programa de estancias en Galicia de niños procedentes de la región donde en 1986 se produjo la catástrofe nuclear de Chérnobil. Arsenii era uno de los menores que participaban en el proyecto, y se alojaba en casa de la familia del vilagarciano Antonio Álvarez Dudo.

"Nos avisaron hace diez o doce días de que se cancela el programa", explica el arousano. "Nos da pena por él y por nosotros . Pero es lo mejor por su salud".

Por su parte, la asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps) todavía no sabe que sucederá con el veterano "Vacacións en Paz", que permite que niños de los campamentos de refugiados del Sahara salgan en verano del asfixiante desierto y pasen unas semanas en España, donde además reciben atenciones médicas a las que no podrían acceder en África.

EN DIRECTO

Coronavirus en Galicia: última hora

Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

"De momento no sabemos que va a suceder", señala la vilanovesa Rosana Rey, delegada para O Salnés de la asociación. "Nosotros suponemos que tal y como está la situación al final se va a cancelar, pero desde la coordinadora en Madrid todavía no nos han dicho nada".

En realidad, esta asociación tenía aún abierto el plazo para que se anotasen las familias interesadas en acoger a un niño cuando se declaró el estado de alarma, a mediados de marzo.

Tanto Ledicia Cativa como Sogaps llevan años trabajando para que las familias arousanas abran sus hogares en verano a niños procedentes de regiones en las que las condiciones de vida son muy duras, como es el caso del Sahara o del entorno de Chérnobil, donde todavía a día de hoy son altísimos los niveles de enfermedades relacionadas con la radiación generada tras la catástrofe nuclear.

Antonio Álvarez considera que la cancelación del programa este verano es dolorosa, pero que pensándolo con sentido común es lo mejor. "La cuestión es traer a los niños de la zona de Chérnobil para que mejoren su salud, no para que se arriesguen. Y aún no sabemos cuanto va a durar esto", en alusión a la emergencia sanitaria en que está inmersa España.

Recuerda que la radiación ha causado a algunos de los menores que participan en el programa enfermedades que podrían agravarse en caso de contraer el coronavirus. Además, aunque España es uno de los países del mundo más atacados por la infección, Rusia tampoco está libre del Covid-19, hasta el extremo de que el Gobierno ha ordenado el confinamiento del país y establecido que el mes de abril será de vacaciones retribuidas.

En esas circunstancias, y ante la posibilidad de que se restrinjan mucho durante un tiempo los viajes transfonterizos, Antonio Álvarez Dudo opina que la decisión adoptada, "es la más razonable".

Si finalmente se cancela el "Vacacións en Paz", la medida afectaría a una veintena de familias de O Salnés y Pontevedra, que son las que habitualmente acogen a menores en sus casas. Familias que se suman a la larga lista de damnificados por el Covid-19.