DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevas especies para la ciencia en las rías

El GEMM cumple una década de actividad plagada de descubrimientos de gran valor científico

Nuevas especies para la ciencia en las rías

Nuevas especies para la ciencia en las rías

Las aguas gallegas son unas auténticas desconocidas. Prueba de ello es la localización de especies nuevas para la ciencia que demuestran que las rías son tesoros naturales poblados por animales que aún son un misterio.

No se trata solo de especies exóticas que invaden el lecho marino y se convierten en una amenaza para los bivalvos gallegos. También existen "bichos" sorprendentes que siempre estuvieron ahí, formando parte del rico ecosistema marino, pero a los que no se había tenido acceso hasta ahora.

Así queda patente con el trabajo que realiza el Grupo de Estudio del Medido Marino (GEMM), asentado en Ribeira. Sus miembros explicaban hace días que se ha producido la primera cita en Galicia de Dendrodoris limbata, que de forma coloquial podría definirse como un gusano de mar.

Pero el avistamiento en Arousa de este nudibranquio o molusco gasterópodo sin concha nativo del Mediterráneo no es, ni mucho menos, el único hito destacado, ya que entre la localización de decenas de especies que eran desconocidas en la comunidad autónoma se encuentran algunas que resultan absolutamente nuevas para la ciencia.

Lo confirma Juan E. Trigo, uno de los investigadores del GEMM, cuando resume el exitoso trabajo desplegado por su equipo durante la última década.

De ese balance procede destacar la localización de especies nuevas para la ciencia en la ría de Arousa como la Euryleptodes galikias, un gusano plano de llamativo color amarillo que salió a la luz en 2014; la Hoploplana slisabello, otro pequeño gusano plano; e, Armatoplana celta, de cuerpo extraordinariamente aplanado y bastante alargado, con márgenes laterales ondulados; y el Simnia jacintoi, un molusco gasterópodo de unos 6,5 milímetros de longitud que fue hallado en 2015 sobre colonias de corales blancos a unos 25 metros de profundidad.

Igual de llamativos son la babosa de mar Limacia iberica y el Laqueusplana bocki, un gusano plano que puede alcanzar una longitud en movimiento de 25 milímetros, de cuerpo alargado y consistencia carnosa, que presenta una parte anterior ampliamente redondeada que se va estrechando hacia el final.

Y junto a esas especies nuevas para la ciencia localizadas en Arousa está la Marionia gemmii, completándose la relación con la Schizotheca galaica, encontrada en la Costa da Morte, y más concretamente en la localidad de Malpica.

Este último es un briozoo que Juan E. Trigo presenta como "un invertebrado marino muy pequeño que forma colonias que aparecen muy frecuentemente adheridas a conchas, piedras, corales y otras superficies, incluso plásticos".

Es, como casi todos los demás, un bicho que "pasa absolutamente desapercibido para la mayor parte de la gente, ya que apenas se observan las características de esta especie si no se analiza con microscopio".

Puede haber más

Los trabajos de descripción de estas especies nuevas ya han sido publicados en diferentes revistas científicas internacionales de prestigio. Y puede que muy pronto se les sumen entre cuatro y seis más, ya que esas son las que están ahora mismo en estudio tras ser vistas en aguas gallegas.

Puede decirse que Euryleptodes galikias, Hoploplana slisabelloi, Armatoplana celta y Laqueusplana bocki son "platelmintos o planarias, es decir, gusanos planos muy poco conocidos y que pasan desapercibidos muy fácilmente por su tamaño muy pequeño y en casi todos ellos por su coloración, aunque algunas especies muestran una librea espectacular", reseña Juan E. Trigo.

Es sabedor de la importancia de estos hallazgos en concreto, ya que "hasta hace muy poco tiempo tan solo había catalogadas tres o cuatro especies de estos gusanos planos en aguas de Galicia, pero gracias a los trabajos del GEMM ya se supera la veintena de especies, de las cuales estas cuatro han sido nuevas para la ciencia".

De las especies bautizadas como Simnia jacintoi, Limacia iberica y Marionia gemmii" puede decirse que son moluscos gasterópodos, y que en el caso de las dos últimas se trata de nudibranquios o moluscos sin concha, "muchos de ellos muy conocidos por lo espectaculares que pueden llegar a ser en colores y formas".

Respecto a la Limacia iberica, Trigo detalla que "es una especie de la que anteriormente a ser descrita se conocían en todo el mundo tan solo seis subespecies diferentes, dos de ellas en el Atlántico, una en Europa y otra en Angola". A lo que añade que tras este hallazgo puede decirse que "casi un tercio de ellas pueden encontrarse actualmente en Galicia".

De la Marionia gemmii, que lleva el nombre del GEMM, de ahí lo de "gemmii", indica que fue descrita en 2018 y que es "uno de los nudibranquios de mayor talla" que pueden encontrarse en aguas gallegas. Esto lleva al investigador a manifestar que "resulta realmente increíble que un nudibranquio de semejante porte haya pasado absolutamente desapercibido hasta ahora".

Aprovecha para explicar que el Simnia jacintoi es un molusco con concha del que hasta hace unos años solo estaban registradas en Galicia tres especies de esta familia.

La labor realizada por el centro de investigación arousano ha permitido descubrir tres más, "de las cuales dos de ellas es la primera vez que se encontraron en el Océano Atlántico ya que se consideraban endemismos del Mediterráneo".

Pero eso no es todo, sino que "han aparecido dos especies más en la ría de Arousa y en Malpica que están actualmente en fase de estudio y que podrían ser catalogadas también como nuevas especies para la ciencia".

Compartir el artículo

stats