Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambados ampliará el mercado a Isabel II y la plaza Cabanillas si hace falta más espacio

El Ayuntamiento confía en que los vendedores abandonen en julio la zona portuaria

Charlín y los técnicos estuvieron tomando medidas en las calles Hospital y Nova, previas a la elaboración de la planimetría. // Iñaki Abella

Charlín y los técnicos estuvieron tomando medidas en las calles Hospital y Nova, previas a la elaboración de la planimetría. // Iñaki Abella

El concejal de Facenda de Cambados, Xurxo Charlín, anuncia que pretende trasladar el mercado ambulante de los miércoles y los sábados al centro a partir del 1 de julio. El edil y varios técnicos municipales estuvieron ayer en las calles Nova y Hospital, tomando las mediciones previas a la elaboración de la planimetría que se utilizará posteriormente para el reparto de espacio entre los vendedores y la asignación de los puestos.

Actualmente, el mercado de Cambados se celebra en la explanada portuaria que hay junto a la plaza de abastos y el paseo marítimo de San Tomé. La pretensión de Charlín es trasladar el mercado para dos calles próximas, la Rúa Nova y la Hospital. En caso de que hiciese falta más espacio para los vendedores, estos se ubicarían en un lateral de la plaza Alfredo Brañas, Isabel II y la plaza Ramón Cabanillas.

Según el edil, la asignación de los puestos se realizará mediante tres criterios. Así, se primará a los vendedores que acudan habitualmente los dos días de mercado -hay más puestos los miércoles que los sábados-, y a los que lleven más tiempo vendiendo en Cambados. Además, se tendrá en cuenta la extensión de cada espacio de venta y que encaje adecuadamente en la planimetría que se va a hacer ahora, dado que habrá que dejar espacio para la salida de coches de los garajes privados. Quedarán fuera los que deban dinero al Concello.

Xurxo Charlín defiende el traslado del mercado a las calles del centro por varias razones. Una de ellas es económica, puesto que actualmente el Concello tiene que pagar 60.000 euros anuales a Portos de Galicia por celebrar el mercado en terrenos portuarios, y la administración podrá ahorrar ese dinero en lo sucesivo. Otro motivo es que al trasladar el mercado se ganarán unas 200 plazas de aparcamiento en la zona del puerto los miércoles y los sábados, y no se perderá ninguna, puesto que los vendedores se instalarán en calles donde ahora no está permitido el estacionamiento. "Actualmente, se produce un contrasentido, que es que cuando más hacen falta las plazas de aparcamiento, que son los miércoles y los sábados, es cuando menos hay", recuerda el edil.

Otras ventajas del traslado a las que alude es que se espera que vayan al mar menos residuos plásticos al alejar el mercado de la costa, o que se reactiva el tránsito peatonal por calles como la Rúa Nova y Hospital, donde hoy en día hay varios bajos cerrados. Asimismo, cree que los vendedores saldrán beneficiados, dado que, "podrán montar más días". Hoy, son muchas las mañanas de invierno en que no pueden trabajar por culpa del viento o la lluvia.

El tráfico estará cortado entre la avenida de Galicia y la calle Albariño (a la altura de la oficina de Correos), y los vecinos que quieran acceder a los garajes tendrán que salir por la calle Lugo (los de Rúa Nova) o la plaza de Compostela (los de Hospital).

Xurxo Charlín también es concejal de Patrimonio, y avanza que este mes se celebrará una reunión de la comisión municipal, en la que pedirá a los técnicos que indiquen una solución que permita marcar en el suelo la ubicación de cada puesto con el menor impacto visual posible. Los miércoles, acuden a Cambados unos 200 vendedores.

Compartir el artículo

stats