Informe oficial

EEUU mantiene a España fuera de su ´lista negra´ de piratería

Washington creía a España "poco beligerante" con la piratería, pero ahora reconoce sus esfuerzos

01.05.2013 | 21:37
Imagen de archivo de una operación contra la piratería.
Imagen de archivo de una operación contra la piratería.

El Departamento de Comercio de EEUU ha vuelto a dejar a España por segundo año consecutivo fuera de la lista de vigilancia de los países permisivos con la piratería en Internet que constituyen anualmente el informe 'Special 301', si bien insta a reforzar la legislación española en este apartado.

"Aunque España no está incluida en el informe, las autoridades emitirán un informe enfocado en particular en los pasos dados por España para combatir la piratería en Internet", explica el Departamento de Comercio estadounidense, que ya el año pasado retiró a España de la lista.

España empezó a estar incluida en este informe en el año 2009, cuando fue señalada por los Estados Unidos como uno de los socios comerciales que veían poco beligerantes con la piratería en Internet y en la defensa de la propiedad intelectual. El año pasado, sin embargo, retiró a España de la lista y felicitó a las autoridades por la adopción de las medidas incluidas en la 'Ley Sinde' para combatir la piratería.

En el informe de este año se recoge el interés de las autoridades estadounidenses para trabajar con España con el objetivo de "reforzar" las actuales legislaciones en este apartado. En concreto, se centrarán en ofrecer "protección" ante la falta de medidas tecnológicas contra esta actividad.

Precisamente hace dos meses el Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales, realizado por la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, señaló que la mitad de los internautas españoles accedía de forma ilegal a los contenidos digitales.

La directora de la Coalición, Carlota Navarrete, destacó entonces que la tasa media de piratería alcanzó el 86 por ciento y el valor de los contenidos pirateados alcanzó los 15.200 millones de euros en 2012, un 40 por ciento más que el año anterior. El almacenaje ilimitado, la gratuidad, la facilidad de acceso y la ausencia de consecuencias legales eran los principales motivos.

Enlaces recomendados: Premios Cine