13 de diciembre de 2016
13.12.2016

La matanza vuelve con fuerza a Aldán

José Santomé mató un animal de 200 kilos en un fin de semana en donde se celebró esta "fiesta" en unas 10 casas

13.12.2016 | 02:39

Más de diez casas en Aldán celebraron este pasado fin de semana la matanza del cerdo que se convierte en una fiesta en la que se invita a los vecinos a colaborar y a comer. José Santomé González invitó en su casa de Gandón a una decena de vecinos que ayudaron en la matanza de "Fermín", un cerdo de unos 200 kilos que este cocinero jubilado de alta mar, de 67 años, y su mujer Rosa Villar, habían comprado en mayo en la feria de Mosteiro, con sólo cuatro meses. Lleva toda la vida realizando la matanza porque dice que se crío así y porque de esta manera "sabemos o que comemos".

En la casa de José Santomé, en el barrio de Gandón, en Aldán, el cerdo se mata, desde por lo menos hace más de doce años, con una pistola de ganado. Acaba con la vida del animal accionando de un solo tiro un pistón de hierro que le da en el cerebro. Dos matarifes contratados -de Cangas y de Bueu- se encargaron del trabajo, que otros años realizaba un carnicero de la zona que en esta ocasión no pudo acudir. El ejemplar, de unos 200 kilos de peso, al que José llamaba "Fermín", "e creo que entendía por ese nome" , se crió en la casa desde mayo. José y su mujer Rosa Villar Soto lo compraron con cuatro meses en la feria de Mosteiro, a la que acuden desde hace unos años al comenzar la primavera, por los buenos resultados que siempre les han dado los cerdos de este mercado. José crió a "Fermín" bajo esa obligación de padre de familia de tener carne para casi todo un año. Así se realizaba de niño la matanza del cerdo en su casa y así la sigue haciendo, aunque ya las nuevas generaciones tienen más ganas de ver para otro lado que de fiesta en este día. Sus nietos trillizos, que tienen 7 años, escapan para no ver la escena del animal muerto y su abuelo se ríe. Desde que nació en 1949, él fue acostumbrado a matar el cerdo, cuando todavía se hacía desangrando a cuchillo con el animal chillando,. La matanza afortunadamente ha cambiado de escena, pero a costumbre de matar al porco seguirá con José. Es consciente de que criando y matando el cerdo en casa "sabemos o que comemos".

Antes que en la casa de este vecino, los matarifes estuvieron en otra vivienda en Aldán, una parroquia de Cangas en donde siempre se mantuvo muy arraigada la costumbre de la matanza y, que después de unos años de ir a menos, José dice que vuelve a recuperarse, "quizás pola crise", apunta. Este pasado fin de semana pudo haber matanzas en al menos diez casas de Aldán, afirma.

En la de José, siguen llamando fiesta al día de la matanza, de hecho mantiene la costumbre de reunir a varios vecinos que le ayudan en las tareas y a los que invita a comer. Ejerció toda su vida como cocinero en alta mar, primero en la mercante española y después en la altura, en donde se jubiló dando de comer a bordo de los barcos de la armadora Pereira, en Las Malvinas. En los barcos en los que navegó nunca faltó la carne de cerdo, que él sigue comiendo dos veces a la semana, ajeno a la mala fama que se la ha puesto al cerdo. Ayer, de hecho, saboreaba el hígado frito del porco que mató, con cebolla, pimiento y laurel. Disfrutaba del sabor como también lo hicieron el sábado con la comida a base de caldeirada de pulpo y bacalao "a miña maneira" , de esa manera que le dieron sus 44 años de cocinero, que preparó para sus vecinos, tras mata al animal y una vez colgado de las vigas.

A la matanza del sábado, en laque tras la muerte, se chamuscó al animal para quitarle el pelo, se le lavó y abrió para vaciarle las tripas y colgarlo de una viga, siguió el despiece del domingo, con los tres hijos del matrimonio -dos mujeres y un hombre- que le ayudaron para hacer las bolsas de carne -un centenar- con bistec, para guisar, para churrasco además del salado. El cerdo da para repartir para toda la familia, incluso para comer hasta verano, época para la que José reserva el churrasco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes Morrazo

La salvación como objetivo tras cambiar casi toda la plantilla

La salvación como objetivo tras cambiar casi toda la plantilla

El Moaña de Miguel Fernández se presenta ante su afición - Solo repiten 5 jugadores

El Defensores mide sus fuerzas al CB Porriño

El Defensores mide sus fuerzas al CB Porriño

El club organiza el viernes el cuarto torneo Basket na Rúa 3x3, en la alameda

El nuevo Alondras quiere empezar con victoria

El nuevo Alondras quiere empezar con victoria

Con una plantilla totalmente renovada, los cangueses reciben esta tarde al Noia

A la ilusión a través del trabajo

A la ilusión a través del trabajo

- Los discursos en la presentación del Alondras se centraron en la importancia de la humildad - El...

El Alondras revoluciona la plantilla

El Alondras revoluciona la plantilla

Solo cuatro jugadores de la pasada campaña continúan en el proyecto de Antonio Fernández

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine