Conflicto por la senda litoral moañesa

Xunta y Costas paralizan la obra del paseo de Seara en dos tramos sin contar con el Concello de Moaña

La decisión llega tras una semana de protestas por parte de un grupo de vecinos -Los trabajos se suspenderán en la zona que bordea los astilleros y el entorno de Salitre -López-Chaves critica que en el último tramo se divida la zona de servidumbre

10.02.2016 | 04:12
López-Chaves y Fervenza, ayer, con representantes de la plataforma en una terraza al lado del paseo. // Gonzalo Núñez

La Xunta de Galicia, como financiadora y ejecutora de la obra, y el Servicio Provincial de Costas como titular de los terrenos decidieron ayer suspender parcialmente las obras del paseo de Seara que se retomaron a finales de enero. La decisión llega tras más de una semana de protestas por parte de un grupo de vecinos que inició su constitución en plataforma y que se opone al cambio establecido para sortear las carpinterías tradicionales por la acera de Concepción Arenal. Desde el Concello señalan que ninguna de las dos partes les comunicó oficialmente esta decisión.

El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, se desplazó ayer a Moaña tras reunirse con la directora de Costas, Cristina Paz-Curbera. Junto al portavoz del PP, José Fervenza, se citó con integrantes de esta plataforma para explicar la decisión adoptada con Costas y con la Axencia Galega de Infraestruturas. "Costas nos dijo que iba a pedir al Concello que cumpliese el proyecto inicial, para que el paseo transcurra por el litoral en todos sus tramos y por los 6 metros de servidumbre", aseguró el delegado del gobierno autonómico.

En este sentido, López-Chaves añadió que la Xunta dio instrucciones de paralizar las obras en esos dos puntos. Hizo especial hincapié en que no se trabajará en la alternativa temporal prevista por la acera y en que se suspende de inmediato la construcción de un pequeño muro en las cesiones de 3 metros del tramo 6. "Se para porque supone dividir la zona de servidumbre, que es de 6 metros", argumentan.

Pese a todo, los operarios de Covsa sí que ejecutarán el pequeño tramo entre la plaza ganada al derribar el antiguo astillero de Eusebio y el astillero de Carlagho, por detrás de la vivienda particular que se levanta en la concesión de Costas. La Xunta argumenta esta decisión en la voluntad mostrada por la residente en esa vivienda para ceder los 6 metros de terreno necesarios. El delegado de la Xunta asegura que tendrá que ser Costas quien dé las indicaciones precisas para retomar las obras "cuando se pueda construir el paseo previsto inicialmente".

Antes de esa reunión el concejal de Coalición por Moaña (XM), Javier Carro, y tres vecinos que participan en las protestas se citaron con Paz-Curbera en la delegación de Costas en Pontevedra. A su salida Carro aseguró que se habían comprometido a paralizar los trabajos hasta que se alcanzase una solución que permitiese construir todo el paseo por el litoral.

Fervenza, por su parte, cargó contra el ejecutivo local y volvió a tildar de "ilegal" el tramo 6 con cesiones de solo 3 metros en el frente marítimo. Alega que Costas "nunca autorizou partir a zona de servidume".

El Concello había negociado esas cesiones para tratar de salvar la obra, pues las anteriores de 6 metros estaban condicionadas a la continuidad de Fervenza al frente de la Alcaldía. El bipartito argumenta también que Costas tenía en su poder la alternativa de rodear los astilleros desde el anterior mandato y que se trata de una solución provisional, pues Costas no quería caducar la concesión de los astilleros y para completar ese tramo por el litoral sería necesario esperar al final de la concesión en 2018.

En principio esta decisión no debería acarrear implicaciones económicas al Concello. El ejecutivo bipartito siempre defendió su apuesta por un paseo que discurriese íntegramente por el litoral, y aseguró que la alternativa planteada llegó porque el anterior ejecutivo no puso los terrenos a disposición de la Xunta. "Este non é o paseo que nos queríamos", insistió ayer la regidora, Leticia Santos.

Tanto la alcaldesa como el edil de Urbanismo, Odilo Barreiro, manifestaron en reiteradas ocasiones que su decisión de no paralizar las obras se debe a la necesidad de plantear una salida temporal a los actuales problemas de seguridad vial con peatones y ciclistas paseando al lado del tráfico. Siempre descartaron paralizar los trabajos a iniciativa del Concello, "para non ter que pagar unha compensación á empresa construtora por culpa da chapuza do anterior goberno", en palabras de Barreiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine