Investigación policial que implica al gobierno lalinense

El PP ve "gravísimo" que la Guardia Civil apunte a Cuiña en la falsa recogida de firmas de O Corpiño

Eva Montoto insinúa que debería haber dimisiones en el gobierno -Pide su comparecencia ante la presunta comisión de delitos de injurias y calumnias -Alega que mintió a sabiendas y por eso demarca su denuncia de la disputa política

12.06.2016 | 07:07
La edil del PP Eva Montoto escucha una intervención del alcalde en un pleno. // Bernabé/Javier Lalín

El Partido Popular de Lalín considera "gravísimo" que la Guardia Civil responsabilice directamente al alcalde, Rafael Cuiña, de orquestar una campaña falsa de recogida de firmas contra una moción de los populares relativa a la dinamización del santuario de O Corpiño y el entorno de la parroquia de Santa Baia de Losón. La Policía Judicial de Lalín, que instruye el caso, considera a Cuiña supuesto autor de sendos delitos de injurias y calumnias.

La edil del PP Eva Montoto Méndez, que presentó una denuncia para que se esclareciese quién era el responsable de la recogida de signaturas tras asegurar que su supuesto artífice -Luis Madriñán Crespo- no era vecino de la parroquia y tampoco nadie conocía a una persona con ese nombre. Tras las indagaciones, los agentes de la Policía Judicial establecen en su informe que Cuiña sería el director", "planificador" y "ejecutor" de la invención urdida, creando una identidad falsa para perjudicar con esta campaña de signaturas a la concejala del PP Eva Montoto. La concejala, ante las conclusiones de la investigación, exige a Cuiña su comparecencia del mandatario en pleno y considera que su situación "comienza a ser insostenible". El regidor, que ya había admitido días atrás su participación en esta campaña inventada solo con el objetivo de desgastar al partido de la oposición y sin tener en cuenta sus responsabilidades como cargo público -la Guardia Civil lo considera un agravante- se limitó a indicar que la maniobra impropia de un representante de todos los vecinos "no estuvo bien". Pero estas afirmaciones no convencen ni al PP ni a su concejala, quien piden a Rafael Cuiña "que de la cara y responda a los numerosos interrogantes que siguen sin respuesta respecto a su presunta implicación y responsabilidad en el denominado caso do Corpiño". La concejala, con quien el alcalde tuvo numerosos enfrentamientos en sede plenaria, dice que no tiene dudas de que si esta maniobra la hiciese un alcalde o un edil del PP ya tendría que haber "abandonado su cargo, porque la presión sobre su persona sería insoportable". Es decir, Eva Montoto insinúa que existen motivos más que sobrados para que haya dimisiones en el seno del gobierno local. Ve admisible que una persona pueda cometer una falta o delito y arrepentirse, pero en este caso Cuiña es un cargo público que no hizo más que enrocarse en minimizar su responsabilidad y en descargar la culpabilidad en otro compañero del ejecutivo. "Como principal damnificada por las presuntas invenciones, injurias y calumnias de Rafael Cuiña, por el momento me reservo cualquier decisión o acción judicial, a la espera de conocer cómo avanza la instrucción del caso". El portavoz municipal del PP, José Crespo, y su equipo mostraron su total respaldo a Montoto por ser una edil "valiente, con agallas y principios" y que pese a sus 25 años no está dispuesta a que la pisoteen.

La investigación no está cerrada y está previsto que además de Cuiña y el alcalde de Barrio de Castro, José Manuel Fernández Ledo, -que ya declararon en el cuartel de Lalín la semana pasada- la Policía Judicial recoja el testimonio de otras personas próximas al mandatario. A la espera del alcance político y judicial de este asunto, Eva Montoto cree que las explicaciones "peregrinas" de Cuiña no le convencen y señala que mintió a sabiendas, de ahí que con su denuncia trata de que su imagen no se vea dañada y por eso la demarca, debido a la gravedad de los hechos, de la disputa política. "Lo grave no es que Cuiña impulsara una recogida de firmas contra la moción del PP, sino la perversidad de urdir una trama basándose en una identidad falsa para, luego, a sabiendas de que era falsa, atacar a una concejala de la oposición". Una de las claves en este asunto está y así lo refrenda Eva Montoto en las declaraciones del alcalde en una emisora de radio privada de la comarca. En una entrevista, Cuiña llama a la edil pequena aprendiz de Goebbels y afirma, que os que gobernaban antes estaban acostumbrados a este tipo de persecucións e de coaccións, pero eu non vou a permitir, aquí que cada quen opine como lle dea a real gana. Es esta intervención, además de las realizadas a través de las redes sociales, el argumento al que se agarró Montoto para defender su honorabilidad, interponer la denuncia para que se aclarasen los hechos y, una vez que la Guardia Civil ya apunta al mandatario como responsable de esta trama, exigirle responsabilidades.

En la conclusiones del informe policial se indica que Cuiña habría contado con la colaboración del alcalde de barrio de Castro, quien se habría hecho pasar como el artífice de la recogida de firmas, dando la identidad falsa de Luis Madriñán Crespo, que no se corresponde con ninguna persona conocida. Una vez que los agentes corroboraron que el supuesto promotor de las signaturas no existía, localizaron al representante vecinal de Castro. En el cuartel dijo en su declaración que el alcalde le propuso si estaba dispuesto a hacerse pasar por un vecino de O Corpiño para, bajo una identidad falsa, recoger firmas contra la moción del PP. Explicó que accedió y que fue el regidor el que le propuso que hiciese pública su iniciativa bajo la identidad falsa de Luis Madriñán Crespo. Cuiña le habría facilitado un teléfono de contacto de esta Redacción, con la que el vecino de Castro contactó para difundir su campaña contra los populares. Incluso envió una tabla con un formato tipo de recogida de signaturas para darle más credibilidad. Fernández Ledo declaró asimismo que paró esta acción por orden de Cuiña y que nunca pensó en el alcance que podría tener.

El equipo de la Policía Judicial de la Benemérita hace constar en su informe mensajes cruzados entre el mandatario y Fernández Ledo, además de numerosas llamadas. Algunas, a las que no contestó el testigo, se produjeron mientras declaraba en el cuartel el 31 de mayo a las 23.18 horas. Cuiña acudió al día siguiente acompañado de su abogado y se negó a declarar hasta hacerlo, si fuese requerido, en sede judicial.

En la instrucción se aportan los intercambios de mensajes de Whatsapp entre el alcalde y Fernández Ledo. A noticia foi un éxito, escribe el vecino a Cuiña el 20 de mayo a las 13.38 horas, a lo que éste replica: Un arrase xogada perfecta. Cuiña prosigue: Téñenno moi merecido y Fernández Ledo le contesta: Teñen eso si k e verda. Todas as k lle caigan son poucas. Tres días después el representante vecinal de Castro contacta con Rafael Cuiña cuando desde esta Redacción se trata de comunicar con él por teléfono y, como no responde a las llamadas. El mandatario le indica que no conteste.

Las diligencias fueron enviadas al Juzgado Número 2 de Lalín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine