Suscriptor

Cinco años y volvemos

A Estrada cuenta con muchos carteles anunciadores de obras que se mantienen tiempo después de realizarse

19.01.2016 | 02:34

Muchos lucen descoloridos como recuerdo de un pasado cada vez más lejano. En otros casos, se han llegado a mimetizar con el entorno, asumiendo como natural su presencia en lugares donde se suponía que debían estar de paso. No molestan, ni entorpecen el día a día de los vecinos y quizás por ello permanecen inalterables, empeñados en mantener y prolongar la función por la que fueron creados. Siguen anunciando e informando, aunque ese mensaje llegue ya demasiado tarde. Son carteles de obra, elementos del día a día que niegan su edad y su inutilidad eterna.

El rural es su hábitat más habitual. Allí encuentran la calma y el anonimato que necesitan para prolongarse...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 902 767 117 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo