El guardamuelles del puerto amarillo

27.09.2016 | 05:49
Los restos del botellón. Menos mal que los usuarios de estos vasos de plástico decidieron no arrojar al suelo aquello que sobró en una noche de jarana y alborozo. Optaron por dejarlo a la vista, pero bien puesto. Mientras, la gente pasea por la avenida de Marín, adornada con este abalorio

Hay un guardamuelles en Cangas que es la envidia de los paparazzi. No para de hacer fotos. Le gusta los coches al lado de líneas amarillas. Se está haciendo famoso en la hostelería del lugar y no hay manera de aminorar la sanción, porque no son estas de que si pagas en un determinado plazo de tiempo la multa te queda reducida a la mitad. Es la manera de operar de Puertos de Galicia, que trata de hacer caja con las abusivas tasas de las terrazas y con las multas que impone a los dueños de los negocios que carecen de sitio para carga y descarga y a los que se les obliga a limpiar la acera sin ningún tipo de contraprestación. Es cobrar por cobrar. Y no tiene pinta que esto revierta por fin en el Concello. Semejante máquina de hacer dinero no creo que la deje Puertos de Galicia.

Esos nombramientos

Que nos advierten de que no sé qué nombramientos o reparto de cargos va a suponer una fuerte disputa en el gobierno de Cangas. Pero hasta ahí podemos leer. Claro que es todo muy sospechoso, porque fue el PP quien ganó las elecciones y el único que podría tener un puesto en la administración autonómica sería Sotelo, a parte de Valeriano Martínez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine