tribuna del lector

La caída de un ídolo

25.04.2016 | 01:45
La caída de un ídolo

Este fin de semana la TVE 2 nos dio un amplio reportaje de la vida de Stalin que fue, sin duda, el padre de la Rusia moderna.

Las cosas no ocurren porque sí, sino que las circunstancias llevan tanto a personas como a países a tomar un determinado rumbo.

La monarquía rusa con sus zares y zarinas vivían en la opulencia y en el despilfarro mientras su pueblo moría de hambre.

El 7 de noviembre del próximo año se cumplen 100 años de la revolución rusa. El comunismo es la historia de una idea política que ha sido un fracaso.

Yo recuerdo en los años 50 que cuando leíamos Faro de Vigo aparecía un nuevo país en Asia que caía en la órbita de Rusia. Todos los europeos, españoles, alemanes, etc. estábamos angustiados por cuándo nos tocaría a nosotros, parecía que su triunfo era inexorable y que poco se podía hacer.

La filosofía comunista por aquellos años 50 y 60 encandilaba a muchos jóvenes y personas de buena fe. Yo tengo que confesar que un compañero de carrera brillante me invitó a una de sus células comunistas y que no fui por motivos religiosos. El comunismo es ateo. El comunismo es la historia de un gran fracaso. Stalin, con su método de que el fin justifica los medios, eliminó y depuró a cientos de miles de personas que no se resignaban al cambio político que impuso la revolución de 1917. Demasiada sangre para que el comunismo se haya disuelto como un azucarillo en un vaso de agua.

La primera en cambiar fue la propia Rusia. La falta de eficiencia, una presa hidráulica para producir energía se hacía pero con un costo siete veces mayor por su falta de productividad.

Le siguieron los países satélites de Rusia como Alemania oriental, Polonia, etc.

En la actualidad quedan muy pocos países comunistas. China es un caso singular, un país con dos sistemas. En lo político reina el sistema comunista, hay un solo partido, pero en lo económico hay un liberalismo salvaje en la que se da la paradoja que China es el país con más millonarios del mundo.

Corea: Hay dos Coreas. Una, la del Sur, que es uno de los países más desarrollados del mundo en que se instaló una democracia a la europea y otra, la del Norte, que optó por el sistema comunista puro y que hay muchas paradojas, por un lado se ha convertido en una monarquía comunista pues el que manda es el hijo del que mandaba hace diez años. Es un país rico en armamento pero pobre en su nivel de vida.

Cuba, tras la revolución de Fidel Castro hace casi 60 años, lo gobierna su hermano Raúl y ya se está pensando que sea su hijo quien coja su relevo y en Cuba se da la paradoja que aparte de convertirse en una monarquía comunista. Fidel criticaba a Batista que Cuba era el burdel de los americanos. Hoy Cuba es el burdel del mundo occidental.

El comunismo se está disolviendo porque parte de una premisa falsa: querer igualar a los seres humanos. El ser humano no es igual. Debemos de ser iguales ante la ley. En este momento en que los españoles nos jugamos nuestro futuro, reflexionemos para no caer en políticas que han conducido al fracaso.

*Miembro del Club 55

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine