La hemeroteca del Decano

02.04.2016 | 03:34

Hace 130 años | 2-4-1886

El pesquero Pescador desapareció en la ría viguesa con cuatro marineros a bordo. El mal tiempo lo arrastró fuera de las islas Cíes, según se conoció varios días después. La tripulación estaba compuesta por cuatro hombres, todos miembros de una misma familia. A pesar del mal tiempo, varios barcos intentaron ayudarles, pero no llegaron a tiempo. La noticia provocó un profundo pesar en la ciudad y algunas instituciones ya anunciaron que iniciaban colectas para ayudar a la familia. Éste no era el primer naufragio con trágicas consecuencias que se producía en los últimos meses en el mar.

Los pescadores del río Miño destacaban la abundancia de capturas de lampreas en las últimas semanas. Habían estado varios días sin faenar debido a las malas condiciones del río. Las autoridades permitían la pesca durante algunas horas al día, lo que motivó numerosas quejas por parte de los pescadores. También había mucha presencia de truchas.

Hace 100 años | 2-4-1916

Se había inaugurado la Casa de Correos pero existían muchas quejas por la falta de carteros en la ciudad. Aunque se habían contratado a numerosos en los últimos meses, la plantilla parecía insuficiente. Los comerciantes y los empresarios se dirigieron al ayuntamiento para formalizar sus quejas. La correspondencia tardaba mucho tiempo en llegar y además se acumulaba en las dependencias de correos. Consideraban, además que esto les provocaba grandes pérdidas económicas. El servicio postal era considerado como esencial en aquella época.

El pleno del Ayuntamiento de Vigo aprobó que la Casa de Socorro, que atendía las urgencias médicas, estuviera abierta las 24 horas. Hasta el momento, solo lo hacía en horario diurno. La medida también requería una inversión económica, ya que haría falta contratar médicos y enfermeras. Se creó una comisión municipal para llevar adelante este proyecto.

Hace 50 años | 2-4-1966

Las obras de reforma en el mercado del Progreso sufrían un grave retraso. Así lo indicaban los comerciantes y causaron preocupación en el ayuntamiento. Los responsables municipales pagaron una factura de 1.123.685,63 pesetas para que pudieran continuar. Era la cuarta en todo el proceso. Los obreros volvieron al trabajo, pero no se podía poner una fecha para la inauguración ni tampoco para que se pudieran ocupar los puestos de venta. El mercado del Progreso había iniciado su construcción varios meses antes. El proyecto era uno de los mas importante en los últimos años en el centro de la ciudad.

El Ayuntamiento de Lugo decidió darle el nombre de Vigo a un calle de esa ciudad. La propuesta, que fue aprobada por unanimidad por parte de la corporación lucense, permitía también un acercamiento entre las dos instituciones. Rafael Portanet anunció que estaría presente en el acto de inauguración de la nueva calle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine