tribuna del lector

Resurgir

27.02.2016 | 02:26
Resurgir

Creo que la mayoría de los ciudadanos estamos descontentos con nuestros líderes políticos. Hay muchos que si se producen nuevas elecciones votarán en blanco o se abstendrán.

No les falta razón. A Rajoy, que con diferencia es el más preparado, le han crecido los enanos con los casos de corrupción en Valencia y en Madrid. Son muchos y durante demasiado tiempo.

Pedro Sánchez, que se está agigantando desde hace unas semanas, está adoleciendo de demasiada audacia y se ha tirado a la piscina sin ver si está llena o vacía. Sánchez no puede llamar indecente a Rajoy en el debate televisivo antes de las elecciones cuando su partido está imputado en tremendos escándalos de corrupción en Andalucía con sus trampas en los cursos de formación que significan millones de euros.

Albert Rivera es el que está más libre de estas corruptelas pero a mi modo de entender su programa está vacío de contenido ideológico y un político tiene que ser un ideólogo porque no sólo de pan vive el hombre...

Pablo Iglesias es con diferencia el que tiene más contenido ideológico pero su gran problema es que viene con 50 años de retraso. Su sistema ha sido un fracaso histórico y todos los países que estuvieron o están en esta ideología se han pasado o intentan pasarse a las democracias occidentales que consiguen mayor bienestar y viven en libertad que es el mayor bien al que el ser humano puede aspirar.

Pablo Iglesias es un perfecto camaleón, en su discurso comunista-marxista de hace unos meses nos intenta convencer ahora que es un social-demócrata. Vaya cambio, creo que es una táctica para conseguir sus fines.

Ante tanta decepción nuestra sociedad tiene que emerger y resurgir y emanar unos políticos que sus divisas sean:

1º No pueden ser mandos en un partido sin que los aspirantes tengan diez años de vida profesional, eficaz y digna. No puede uno vivir toda la vida de la política. A los ciudadanos nos interesan líderes que hayan bajado al ruedo y sepan lo que vale un duro.

2º Un líder nace y se hace. A mí me valen todos: un buen electricista, un buen fontanero, un buen médico, un buen abogado, un buen ingeniero, un buen ejecutivo... me vale aquel que al final de día está cansado.

3º Aquel que ha demostrado su servicio a la comunidad ya sea perteneciendo a una ONG o liderando un servicio en los colegios de sus hijos o que demuestre un servicio a la comunidad. No creo en el político que de repente muestre una gran disposición al servicio de los demás si antes no se ha comprometido.

4º Compromiso y mucho amor para ser fiel a este compromiso de servir a los demás. La falta de compromiso y de amor es lo que ha llevado al fracaso de tantas parejas que a la menor de cambio ya se cansan y no resisten la menor contradicción.

Yo conozco muchos matrimonios jóvenes con hijos que están comprometidos y crecen en el amor.

Tenemos que resurgir y para terminar repetiré una frase para reflexionar. Es de Witman: aquel que camina una sola legua sin amor camina amortajado hacia su propio funeral.

*Miembro del Club 55

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine