La durísima prueba de la vida

21.08.2016 | 02:35
Nazarov se dispone a realizar un lanzamiento. // Phil Noble

Bolt es una leyenda, si antes de Río alguien necesitaba algún tipo de comprobación de este hecho, aquí la tiene. Botl volvió a la pista y lo hizo para ganar, que es lo único que sabe hacer. En esta ocasión fue en el 4x100. El jamaicano consigue su tercer triplete (100,200 y 4x100), aunque uno de ellos lo podría perder por el positivo de Nesta Carter, uno de sus compañeros de relevo en Pekín 2008. Los atletas que han conseguido triplete en velocidad han sido: Owens (1936), Morrow (1956), Lewis (1984) y Bolt tres veces (2008, 2012 y 2016). Bolt, no contento con el triunfo, después de la rueda de prensa volvió al estadio vacío y se puso a lanzar jabalina y según indican los presentes alcanzó 50 metros aproximadamente. Allyson Felix fue la otra gran protagonista al alcanzar su quinto oro olímpico, convirtiéndose en la primera mujer que lo logra y lo podría ampliar si vence en el 4x400.

Si se me permite la expresión vulgar, Jamaica se ha "merendado " nuevamente a Estados Unidos en el relevo masculino, y lo ha hecho en el desayuno, comida y cena. El historial del relevo de Estados Unidos en 4x100 masculino en los últimos años es catastrófico: Río 2016 DQ; Pekín 2015 DQ; Moscú 2013 -2º ; Londres 2012 DQ (dopaje Gay) ; Daegu 2011 DNF (chocaron); Berlín 2009 DQ ; Pekín 2008 DNF.

Dennis Mitchell, responsable del relevo norteamericano, recibió muchas críticas cuando fue nombrado debido a su pasado con el dopaje y ahora las está recibiendo por los resultados más desastrosos de toda la historia del equipo norteamericano. Estados Unidos se concentró en Houston los días previos a los Juegos Olímpicos para preparar el relevo. Por el contrario, Usain Bolt lo entrenó un día en todo el año y el resto del equipo dos veces. Japón, con un equipo joven que ronda los 22 años de media, se hizo con la plata y Canadá con el bronce. De Grasse acaba sin oros pero con tres medallas olímpicas.

El atleta tayiko Nazarov aprovechó la ausencia en la final de Fajdek, el gran favorito, para alzarse con la victoria en martillo. Su vida no ha sido fácil para llegar hasta ahí. En 1992, cuando contaba con 10 años, caminaba 10 kilómetros desde su casa al lugar de entrenamiento en Dushambe (capital de Tayikistán). Cuando contaba 14 años le murió el padre en el conflicto cerca de Afganistán. A la muerte de su padre se planteó dejar el atletismo para ayudar en casa pero su madre se negó y ella sola tiró a la familia para adelante. Su propia madre se empezó a instruir en martillo (leyendo libros de técnica y pesas) y lo comenzó a entrenar. Después pasó a entrenarse él mismo, situación que dura hasta la fecha. Es muy poco habitual que una prueba tan técnica como el martillo no se tenga entrenador. Nazarov es además el presidente de la federación de atletismo de su país por lo que recibirá triple felicitación (como atleta, como entrenador y como presidente).

En el 5.000 vivimos la mayor sorpresa, junto la eliminación de Fajdek en martillo, de todos los Juegos Olímpicos.Almaz Ayana que se quedó sin fuerzas en un agónico último mil y fue pobreasada por Vivian Cheruiyot y Hellen Obiri. Kenia se resarcia de la derrota en el 10.000. Cheruiyot consiguió su primer oro olímpico y la primera medalla de oro de Kenia, en toda la historia, sumando 5.000 y 10.000 femenino. Cheruiyot hizo, además, récord olímpico (14:26.27). El último 3.000 lo cubrió en 8:24.5, lejos del 8.19 de Ayana en Pekín 2015.

Estados Unidos venció en el 4X100 femenino pero lo extraño fue verlas por la calle uno debido a que tuvieron que clasificarse en una serie en solitario después de que en la serie incial les cayera el testigo a causa de un choque con Brasil. Al correr en solitario solo se pudieron clasificar por tiempos y eso las relegó a la calle uno. Es la primera vez que se gana por esa calle desde Múnich 1972.

La griega Stefanidi se hizo con el oro en pértiga. Murer, la favorita local, se quedó por problemas físicos en la calificación y Suhr, la campeona en Londres, tuvo un virus que le afectó al rendimiento. Stefanidi es una atleta que lleva 16 años entrenando. Empezó con 10 años y ahora se ha convertido en la primera medallista de su país en esta disciplina. Morris fue plata y la sorpresa relativa vino de la mano de Eliza McCartney, atleta de tan solo 19 años y que alcanzó el bronce. La pértiga está en proceso de cambio generacional. Isinbayeva ya ha anunciado su retirada definitiva, Suhr y Murer son de la misma generación y ya pasados los 30 no parece que puedan mantenerse en la élite mucho tiempo.

Malachowski protagonizo la noticia más humana del día. El campeón olímpico de disco anunció que subastará su medalla con la intención de recaudar fondos para un niño con cáncer.

*Director Técnico de la Federación Gallega de Atletismo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine