24 de diciembre de 2016
24.12.2016
Europa, de nuevo en vilo

Muere a tiros en Milán el terrorista de Berlín, pero Alemania no baja la guardia

Anis Amri se conjura contra los "cerdos cruzados" en un vídeo difundido por una agencia yihadista - Merkel se abre a aumentar y agilizar las deportaciones

24.12.2016 | 02:24
El cadáver de Amri, en la calle de Milán donde fue abatido, con los investigadores recopilando pruebas. // Reuters

Anis Amri, el tunecino considerado el principal sospechoso del atentado del lunes en Berlín, fue abatido a tiros ayer en Milán, en las inmediaciones de una estación de ferrocarril, durante un control policial rutinario. El Gobierno alemán, sin embargo, no baja la guardia y mantiene abierta la investigación para saber si el terrorista contó con "colaboradores o cómplices", dijo el fiscal general, Peter Frank.

Con esa investigación se intenta determinar también si el arma que empleó Amri en el tiroteo con dos policías italianos que concluyó con su muerte es la misma que usó para asesinar al conductor del camión con el que mató a doce personas, arrollándolas, en un mercadillo navideño del centro de Berlín.

Las autoridades germanas también quieren investigar en profundidad la ruta de escape que siguió Amri, que, según medios italianos, discurrió a través de media Alemania, Francia y el norte de Italia. El tunecino fue abatido precisamente en el país al que llegó en 2011, tras la caída del régimen de Ben Alí en su país, y en el que pasó cuatro años encarcelado por intentar prender fuego al centro pata refugiados en el que fue internado.

El tiroteo en el que murió el terrorista se produjo a las tres de la madrugada de ayer en el barrio milanés de Sesto San Giovanni. La patrulla formada por los agentes Cristian Novio, de 36 años, y Luca Scatà, de 29, pidió la documentación al tunecino, que al ir a sacarla de la mochila extrajo una pistola, abrió fuego e hirió a Novio. Este, empero, también disparó e hirió a Amri, que se refugió detrás de un coche. Scatà, un agente aún a prueba, fue tras él y lo mató de un tiro en el costado.

Amri había jurado fidelidad al Estado Islámico, según un vídeo difundido ayer por la agencia Amaq, afín al grupo yihadista, en el que el tunecino se conjura para matar a los "cerdos cruzados".

En Berlín, entre tanto, la canciller, Angela Merkel, se mostró favorable a aumentar y agilizar las deportaciones en una conversación con el presidente tunecino, Beji Caid Essebsi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mundo


Arrecia la lluvia de críticas a Trump por su ambigüedad al condenar el supremacismo

Arrecia la lluvia de críticas a Trump por su ambigüedad al condenar el supremacismo

El conservador Bannon se desmarca del magnate y tacha de "payasos" a los ultraderechistas

El atropello, un método empleado con frecuencia

El atropello, un método empleado con frecuencia

El 'modus operandi' de los terroristas en Barcelona ya fue utilizado en Niza, Londres y Berlín

Una senadora acude con burka al Parlamento de Australia

Una senadora acude con burka al Parlamento de Australia

La política ultraconservadora ha protestado para que el velo sea prohibido por razones de seguridad


Más de cien niños mueren en la avalancha de Sierra Leona

Más de cien niños mueren en la avalancha de Sierra Leona

El corrimiento de tierra deja de momento 400 fallecidos y más de 600 personas desaparecidas

Un motín en una cárcel venezolana deja 37 muertos

Un motín en una cárcel venezolana deja 37 muertos

Unos 14 funcionarios resultaron heridos durante la toma del Centro de Detención Judicial de Amazonas

 
Enlaces recomendados: Premios Cine