Discurso

Olmert dice que manejará la ´situación con sensatez, paciencia y firmeza´

28.12.2008 | 12:25

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, aseguró hoy que su Gobierno manejará "con sensatez, paciencia y firmeza" hasta "alcanzar los resultados deseados" el ataque lanzado desde ayer contra Gaza y que ya ha causado 271 muertos.

En su discurso de apertura de la reunión semanal de su Gabinete, Olmert pidió a sus ministros que "provean de servicios básicos a los residentes del sur de Israel (blanco de los cohetes palestinos), pues la situación puede prolongarse durante mucho tiempo", informan medios locales.

El único ministro árabe del Ejecutivo israelí, el de Ciencia, Cultura y Deporte, Raleb Mayadele, no participó en la reunión por considerar que la operación en Gaza "puede llevar al colapso del proceso político con los palestinos y el mundo árabe".


El responsable de Defensa, Ehud Barak, subrayó, por su parte, que el Ejército "profundizará y ampliará su operación lo que sea necesario", al anunciar antes del encuentro la prórroga de las actuales vacaciones escolares en el sur de Israel.

Allí cayó hoy el cohete palestino más lejano lanzado hasta la fecha por las milicias de Gaza, a escasos kilómetros de la ciudad de Ashdod, la mayor del sur de Israel, según la Policía israelí.

Desde anoche, el Estado judío ha desplegado en torno a Gaza cientos de soldados de infantería y cuerpos acorazados en preparación de una eventual invasión terrestre tras los bombardeos.

Ayer, Barak dejó claro en una entrevista que "si hacen falta botas sobre el terreno, las habrá", pues la "intención" de Israel con esta operación es "cambiar completamente las reglas del juego".

Israel inició en el mediodía de ayer un bombardeo aéreo masivo en la franja de Gaza que ha dejado al menos 271 palestinos muertos y 900 heridos.

El número de víctimas puede aumentar en las próximas horas, tanto porque continúan los ataques desde esta madrugada como por el estado crítico en que se encuentran 120 heridos.

Unos 65 palestinos perdieron la vida en la última oleada de ataques de la Fuerza Aérea israelí contra sedes de Hamás, talleres metalúrgicos y mezquitas, declaró el responsable del servicio de emergencias en Gaza, Moawiya Hasanein, a la emisora de radio "Al Quds".

Por el elevado número de víctimas, la operación supone el más sangriento ataque israelí contra los palestinos desde la Guerra de los Seis Días de 1967.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine