Bush estudia cerrar Guantámano

07.07.2008 | 02:00

El estatus de los presos y su modelo de enjuiciamiento, el principal obstáculo.

EP/Efe / NUEVA YORK/ABU DHABI
La administración del presidente George W. Bush está desarrollando un plan de largo alcance para cerrar la prisión de Bahía de Guantánamo y que podría incluir una petición al Congreso estadounidense para acelerar los procesos relacionados con decenas de presuntos terroristas a los que el Gobierno estadounidense no desea procesar, según informaron fuentes de la administración al diario "The Washington Post".
Uno de los escenarios que considera el gabinete presidencial contempla que 80 detenidos permanecezcan en Cuba, a la espera de ser juzgados por "comisiones militares", mientras que otros 65 serían devueltos a su país natal, según varias fuentes familiares con este proceso, bajo el anonimato.
Pero el centro del debate consiste en qué hacer con los 120 prisioneros restantes, a los que la administración considera como demasiado peligrosos como para ser liberados, pero que a la vez parece improbable que comparezcan ante los tribunales militares, por falta de pruebas. Las autoridades están considerando proponer un modelo de legislación en los próximos días y que establecería procesos legales apropiados al estatus de estos prisioneros, que serían trasladados a prisiones civiles o militares dentro de territorio estadounidense.
Este debate tiene lugar después de que el Tribunal Supremo estadounidense dictaminara el mes pasado a favor del derecho de los detenidos de Guantánamo a apelar su estancia en tribunales civiles estadounidenses. Desde entonces, fuentes de la administración han intentado formular una respuesta en este sentido.
"Estamos analizando la decisión, cómo seguir adelante, y desde luego no habrá decisión sobre Guantánamo que no tenga carácter inminente", declaró Bush esta semana en una entrevista concedida a la cadena Fox News.
EAU cancela la deuda iraquí
Por otra parte, el presidente de Emiratos Árabes Unidos (EAU), jeque Jalifa bin Zayed Al Nahiyan, anunció ayer que su país decidió cancelar toda la deuda iraquí y sus intereses, valorada en más de 4.000 millones de dólares. El jeque Zayed hizo este anuncio durante una reunión en Abu Dhabi con el primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki, quien inició ayer una visita de dos días en este rico país del Golfo Pérsico en busca de apoyo político y económico.

Obama reitera que pretende poner fin a la guerra de Irak

El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró el pasado sábado sus planes de poner fin a la guerra en Irak y se mostró sorprendido por las reacciones provocadas por su comentario de que podría "refinar" su cronograma para la retirada de los soldados estadounidenses.
"Decir que voy a refinar mis políticas no es de ninguna manera inconsistente respecto a mis declaraciones previas y no cambia mi postura estratégica de que hay que terminar esta guerra y que le voy a poner fin como presidente", afirmó Obama a los periodistas en su avión de campaña.
Obama, que basó su carrera a la nominación demócrata en su inicial y feroz oposición a la guerra, aseguró esta semana que podría modificar su plan de retirada de soldados en los 16 meses siguientes a su llegada al poder si cambiaban las condiciones en el terreno iraquí.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine