Un AVE que lleva 10 años en los papeles

El tren a Oporto es "irrenunciable" para la Xunta, que critica a Moncloa

 07:59  
En 2003, dos años después de que se empiece a estudiar la viabilidad del AVE entre Vigo y Oporto, el entonces presidente del Gobierno de España, José María Aznar, ahora retirado de la política, y el primer ministro luso José Manuel Durao Barroso, ahora presidente de la Comisión Europea, pactaban la conexión de España y Portugal en alta velocidad y en el acuerdo suscrito se comprometían a pedir financiación comunitaria para el AVE entre Oporto y Vigo. Dos años después, Portugal retrasaba a 2020 el AVE entre Madrid y Lisboa, que debía echar a andar en 2010, y descartaba temporalmente la construcción de la conexión Oporto-Vigo, que debía inaugurarse en 2009.Desde entonces, el enlace gallego no arrancó, más allá del debate político.
En 2003, dos años después de que se empiece a estudiar la viabilidad del AVE entre Vigo y Oporto, el entonces presidente del Gobierno de España, José María Aznar, ahora retirado de la política, y el primer ministro luso José Manuel Durao Barroso, ahora presidente de la Comisión Europea, pactaban la conexión de España y Portugal en alta velocidad y en el acuerdo suscrito se comprometían a pedir financiación comunitaria para el AVE entre Oporto y Vigo. Dos años después, Portugal retrasaba a 2020 el AVE entre Madrid y Lisboa, que debía echar a andar en 2010, y descartaba temporalmente la construcción de la conexión Oporto-Vigo, que debía inaugurarse en 2009.Desde entonces, el enlace gallego no arrancó, más allá del debate político.  

I.BASCOY/A.BLANCO - VIGO El AVE que debía enlazar Vigo y Oporto en menos de una hora e incrementar el PIB de la eurorregión en un 1,5%, existe en el papel desde el año 2001, cuando el Gobierno de España y Portugal acordaron crear una comisión que estudiase el proyecto. Han pasado diez años, y no se ha puesto ni la primera traviesa. Esta línea de alta velocidad nunca suscitó ni en Madrid ni en Lisboa demasiado entusiasmo, y ahora el rescate de Portugal le dicta sentencia de muerte. El país vecino, con el conservador Pedro Pasos Coello al frente del Gobierno, lo suprime, junto al AVE a Madrid, de su programa de gobierno, y sólo da cierta esperanza a la conexión con la capital española, que podrá ser "reevaluada".
La decisión del Ejecutivo portugués no sorprende a nadie, era una noticia esperada, pero no por sabido fue recibida con indiferencia. El ministro de Fomento, José Blanco, confirmó que pedirá una entrevista con con su homólogo luso en cuanto se constituya el nuevo Gobierno para aclarar el anuncio y saber si Portugal renuncia definitivamente al AVE a España o solo lo aplaza. En todo caso, advirtió de que la decisión lusa "condicionará lo que se haga en España" .
También reaccionó la Xunta ante la muerte de un proyecto que defiende a capa y espada. El AVE, que en 2006 se presentaba como un tren mixto para pasajeros y mercancías y que circularía entre 200 y 250 kilómetros, es "una prioridad" e "irrenunciable", aunque "respeta" el recorte practicado por Portugal dada su delicada situación económica. Desde la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, recuerdan que el trazado que conecta Vigo y Oporto casi no se modificó desde 1888, excepto entre Braga y Oporto. "Es básico para consolidar la eurorregión", defienden y reprochan al Gobierno de Zapatero que en la época de bonanza "no avanzara en el proyecto y así demostrara a Portugal su interés por la obra", animándola a avanzar en esta línea.
El AVE, que iba a costar 1.832 millones de euros, 532 millones al Ejecutivo español y 1.300 millones al luso, también es una prioridad para el Eixo Atlántico. Su secretario xeral, Xoán Vázquez Mao, defendía ayer que "es fundamental e irrenunciable para la Eurorregión", pero también daba por hecho que al menos "hasta dentro de diez años " el AVE a Oporto no será una realidad. Por ello, pide una reunión con el nuevo ministro de Economía luso, Álvaro Santos, para plantear una alternativa de mejora de la actual línea de ferrocarril entre Valença y Braga con cargo a fondos europeos que permita reducir a poco más de una hora el viaje de Vigo a Oporto y a cuatro horas hasta Lisboa.
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, por su parte, reclama a la Xunta que reclame una reunión con el nuevo Gobierno luso, de corte conservador, para intentar que de marcha atrás, igual que hará Blanco.

Especial 

El Centro Ginecológico Lúa de Vigo aplica esta eficaz tecnología en consulta de forma cómoda, segura e indolora para superar trastornos que alteran la calidad de vida de la mujer

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

X.L. MÉNDEZ FERRÍN

Walcott en por min

Falo, si, en por min, e nin debo de ter razón. Hai unha camada de poetas-educadores nos que se...

 
 

Vamos con la biopsia líquida

Escribo maravillado, viendo discurrir por la ventanilla del tren,...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

El éxito

Una de las razones por las que se explica el éxito de la Universidade de Vigo,...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

¡Ay, periodismo!

Cada vez hay más empresas que utilizan el saber hacer de los profesionales del...

 
 

JUAN JOSÉ MILLÁS

Hasta mañana

¿Cuántas energías se deben gastar en lo que no tiene arreglo? La respuesta...

 
 

ELENA LIQUETE

Valores frente a la violencia

Otro atentando terrorista en una capital europea, esta vez en...

 
 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 






Enlaces recomendados: Premios Cine