El Hijo Adoptivo que se convirtió en Rey

22.06.2014 | 01:02

"Quiero que me permita, señor alcalde, enviar a todos ellos [los marinenses] y a toda Galicia, mis mejores deseos y mi agradecimiento por estos inolvidables días vividos en vuestras tierras y en vuestras extraordinarias rías llenas de belleza y grandiosidad, a las que siempre volveré con ilusión cuando mis obligaciones futuras me lo permitan", dijo Felipe de Borbón, hoy Rey de España, cuando siendo cadete de la Escuela Naval Militar visitó oficialmente el Concello de Marín para recibir el título de Hijo Adoptivo de la villa. Era el 16 de diciembre de 1986 y el Príncipe de Asturias había iniciado, tres meses antes, su período de instrucción en la academia de la Armada.

A aquel acto solemne organizado para la ocasión, hace 28 años como hoy asistieron todos los representantes de la vida social y política de Marín, a excepción de los dos concejales del BNG, que ya entonces manifestaba su rechazo a la Monarquía española.

El Rey Felipe VI ingresaba en 1986 en la Escuela Naval, pero al tener que compatibiliza su formación en la Armada con la de otras academias militares, no recibiría el despacho de alférez de navío hasta 1989. Este 2014 se cumple el 25 aniversario de su graduación como oficial.

En aquella recepción en la que Marín nombró al Príncipe de Asturias Hijo Adoptivo de la Villa, el nuevo Rey de España recibió como regalo del Concello un reloj deportivo, con las herramientas necesarias para la navegación. "¡Cómo han acertado con mis gustos!", cuentan las crónicas de la época que exclamó el joven Príncipe, al abrir la caja. Por su parte Don Felipe entregó a la corporación marínense un cuadro con una fotografía suya, que aún se exhibe en el Concello.

Para recibir al heredero de la Corona, el Concello de Marín estrenaba ese día su bandera, que ondeó por primera vez en la fachada del ayuntamiento junto a la española y la gallega.

Las informaciones de FARO aquel día relatan que en el exterior del Concello aguardaba la llegada del Príncipe "un numerosísimo grupo de marinenses, que vitorearon a Don Felipe y que aguardaron pacientemente la hora y cuarto larga que tardó en volver a salir de la Casa Consistorial para regresar a la Escuela Naval". La salida del Concello estuvo flanqueada por los grupos folklóricos "Os Chaneiros" y" Trompos ós pes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine