Empresarios admiten ante el juez que Correa les pagó cuatro fiestas en casa de Ana Mato

Aseguran que nunca trataron con la ministra ni con Jesús Sepúlveda y que solamente pasaron facturas por los servicios que prestaron

08.03.2013 | 07:36

El gerente de Interglobo, Pedro Miguel González, y el responsable de El Zurdo Producciones, Luis Bermejo, han admitido ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que el líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, les pagó cuatro fiestas --tres de cumpleaños y una comunión-- que se celebraron en casa del matrimonio formado por la ministra de Sanidad, Ana Mato, y el exalcalde de Pozuelo de Alarcón (PP) Jesús Sepúlveda, informaron fuentes jurídicas.

Los dos empresarios, que declararon como testigos ante el responsable del Juzgado Central de Instrucción número 5, señalaron que nunca llegaron a tratar con Mato ni con Sepúlveda y que su relación con la trama Gürtel se limitó a pasar facturas por los servicios que prestaban a los responsables de la empresa Special Events.

González y Bermejo confirmaron de esta forma la práctica totalidad de los datos contenidos en un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía, a partir del cual Ruz dedujo que estas fiestas eran parte del medio millón de euros en regalos y viajes que Sepúlveda recibió entre 2002 y 2004 a cambio de "adjudicaciones irregulares" tanto en "obras públicas" como en la realización de eventos.

El responsable de Integlobo ha negado, en todo caso, una factura por valor de 7.254,59 euros que la contabilidad B de la red Gürtel atribuyó a una fiesta para celebrar el cumpleaños de Sepúlveda que tuvo lugar el 19 de junio de 2004 en su domicilio familiar. En esa factura se fijaba un cargo de 4.680 euros en concepto de confeti.

González dijo que ese gasto se correspondía con un acto de la Comunidad de Madrid celebrado el 22 de junio de 2004 con motivo del ascenso del Getafe a Primera División y que Correa le pidió que los gastos se cargaran a la fiesta de Sepúlveda, en la que sólo se instaló una columna de globos y un arco, con un coste de entre 200 y 300 euros. Según el gerente de Interglobo, fue un "favor" que le hizo a Correa, que era "un buen cliente y un buen pagador".

A su salida de la Audiencia Nacional, el responsable de Interglobo señaló que el juez no le hizo ninguna pregunta sobre la ministra de Sanidad y que lo único que hizo fue "ratificar lo que ya se había dicho y lo que consta en el sumario".

Enlaces recomendados: Premios Cine