ELECCIONES EN GALICIA 2016

Resultados elecciones en Galicia | Feijóo conquista su tercera absoluta, En Marea corona el sorpasso en votos al PSdeG y BNG se planta en 6

El líder del PPdeG refuerza su perfil en el panorama nacionalm como único presidente autonómico con mayoría absoluta

26.09.2016 | 01:18

Y Galicia decidió. Alberto Núñez Feijóo revalida con 41 escaños su reinado en la comunidad –tercera mayoría absoluta consecutiva- y relanza con fuerza su figura en el panorama nacional como único presidente autonómico con mayoría absoluta.

El PPdeG resiste el embate de las fuerzas de izquierda en las que se dibuja un nuevo escenario: En Marea adelanta al PSdeG en votos pero empata en número de escaños: 14. El BNG, con Ana Pontón al frente, hace algo más que sobrevivir y se planta en 6 diputados -pierde uno-, un resultado muy por encima del apuntado en las encuestas. Finalmente, Ciudadanos se queda fuera de la Cámara.

"Hoy hablasteis vosotros". Así arranca Feijóo su discurso tras el escrutinio. "Una sola respuesta: Galicia sí; gracias de corazón". Con la tranquilidad de una victoria incontestable, el ganador de la jornada -que se escribe con nombres y apellidos, los mismos que abanderaron toda su campaña-, ha desgranado los nombres de sus pesos pesados, entre ellos, José Manuel Baltar -en el ojo de las críticas de los últimos días-. Y, también, recordó a Mariano Rajoy, con quien se repartió, dijo, la mitad de la campaña. Y a Fraga, "otro gallego". "Por mi parte, no va a quedar nada que no sea trabajar, trabajar y trabajar" para estar a la altura de un pueblo que le ha dejado escrito los deberes: el paro, la sanidad y la corrupción -según la encuesta de Einvenio para FARO-. "Soy perfectamente consciente de que no gané nada solo", remachó. No es la victoria de un candidato sino "de un pueblo".

Ver Galería
GALERÍA | La gran noche de Feijóo. EFE




El 25-S sitúa a Feijóo al frente de un Parlamento que dará la vuelta a la bancada de la izquierda. La contundente victoria del ´popular´ –mantiene los escaños de 2012- se produce en pleno bloqueo estatal – hasta un 25% de gallegos admitieron que votarían condicionados por esta circunstancia, según la encuesta de Einvenio para FARO- y con todas las miradas puestas hoy en Galicia y Euskadi –el PNV es la fuerza más votada con 29 escaños y aquí sí el PSOE se lleva un fuerte varapalo al bajar de 16 a 9-. Y esa es una de las claves que se desgranará a partir de mañana: la impronta de estos comicios en el panorama nacional. No hay que olvidar que en plena campaña Pedro Sánchez alteraba los biorritmos de los socialistas al  plantear  un gobierno alternativo, con una llamada llena de "generosidad" a las fuerzas de la izquierda. Un anuncio que despertó el malestar de algunos barones y el entusiasmo de otros. Como Iceta, que este fin de semana le gritaba en un acto a pleno pulmón: "¡Aguanta, resiste!". Se verá.



Pero hoy, en Galicia, la batalla que hasta el último minuto del escrutinio se vivió entre PSdeG y En Marea se resolvió finalmente con el empuje de estos últimos (integran a Podemos, AGE y EU) con 15.000 votos por encima de los socialistas.  Leiceaga culmina la carrera al 25-S con 4 escaños menos que en 2012 y unos 50.000 votos en detrimento de los anteriores comicios (con el 97% escrutado).




Luís Villares, candidato de En Marea, exultante ante las cámaras y flanqueado por Xosé Manuel Beiras y la cúpula del partido, agradece la confianza de los votantes por que "el sueño de un país más justo sea algo más real". Con un tono 100% optimista, anuncia: "Venimos para quedarnos". Un proyecto, remacha, que aspira a articular una nueva alternativa "comprometida con este país".




Por su parte, Xoaquín Fernández Leiceaga arrancó su intervención con el anuncio de que había felicitado ya a Feijóo y al conjunto del PPdeG. Los socialistas gallegos, subrayó, "no fuimos capaces de explicar nuestra alternativa a los gallegos". El socialista a abogó por reflexionar sobre lo ocurrido en esta jornada electoral y "prepararnos para ser una alternativa en los próximos cuatro años".

La marea azul vuelve a barrer una Galicia que apenas ha palpado la campaña a pie de calle. Repartidos los esfuerzos de difusión con el entorno digital, el debate de la TVG entre los candidatos ayudó a poner a cada en su sitio. Entre lo más comentado, las tablas de Ana Pontón que cosecha ahora 6 escaños para el Bloque; un empujón capital tras el varapalo de las municipales. Pontón, segunda en comparecer ante los medios tras Cristina Losada, reconoce que el resultado está por encima de los pronósticos arrojados en campaña pero lejos del objetivo: desbancar a Feijóo y al PP del Gobierno gallego. En todo caso, aclara, "no tiramos la toalla" y "a partir de mañana empezaremos a trabajar para ofrecer una anternativa solvente". Pontón se congratula por la "ilusión y la esperanza" que se convierten en el ariete del Bloque, "el motor que va a hacer que esto se siga moviendo". Y efectivamente, preguntada por los medios, alude al "efecto debate", sin menoscabo del esfuerzo del partido. "Demostramos la fortaleza de una organización que lleva 30 años trabajando por el país".




Ciudadanos, que apuntaba en todas las encuestas su entrada en el Parlamento, se queda fuera. Recibe más de 43.000 votos y se queda en el 3,3%, lejos del 5% necesario para ocupar un escaño. Cristina Losada, la primera en comparecer una vez resuelto el escrutinio, reprocha el sistema de reparto y advierte que "seguiremos trabajando".





Galería | Así vivió Galicia la jornada electoral // Marta G. Brea / I. Abella /I. Osorio / X. Álvarez / EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine