22 de mayo de 2017
22.05.2017

Lo más difícil todavía lejos de Pasarón

22.05.2017 | 02:16

El Pontevedra tendrá en la Nueva Condomina una misión casi imposible por hacer si no quiere despedirse a las primeras de cambio de su sueño de seguir con vida en este play off de ascenso.

El 1-3 cosechado en la eliminatoria de ida parece casi insalvable, pero la plantilla granate tiene las fuerzas, la ilusión y el optimismo suficiente como para ir a Murcia a tratar de meter el miedo en el cuerpo a los pimentoneros. Tras la derrota del sábado Luisito dijo tener ya muy claro cuál va a ser el sistema y el once que va a alinear en la vuelta para buscar un triunfo histórico.

Para ello deberán escribir una página en la historia de las eliminatorias de fase de ascenso a Segunda División logrando conseguir una remontada jamás vista desde que el ascenso se decide en este formato de eliminatorias.

Nunca antes se ha conseguido remontar en un play off de ascenso a Segunda División un resultado como el del sábado en una eliminatoria de vuelta en campo contrario. La práctica totalidad de todas las remontadas que se han producido desde la temporada 2004-2005 en la que la Federación Española eliminó el formato de liguilla se han cosechado en campo propio. Casos como los de el Llagostera (2013-2014), capaz de levantar dos goles en casa ante el Avilés para imponerse por 3-0 o el Cádiz (2011-2012), que consiguió empatarle la eliminatoria al Lugo en el Carranza (3-1) para caer después en los penaltis.

El primer equipo capaz de lograr dar la sorpresa remontando a domicilio fue la Lorca Deportiva un año después del famoso partido en Pasarón en el que el Pontevedra celebró su último ascenso a la categoría de plata. Era la primera vez que se probaba este forma sin liguilla, y en aquella ocasión tan solo hacía falta superar dos eliminatorias para dar el salto de categoría al no existir los cruces entre campeones. El Lorca, entonces dirigido por Unay Emery, había perdido en su estadio contra el Real Unión por 1-2 y debía resolver la eliminatoria en Irún. Lo hizo en la prórroga gracias a un gol en el minuto 112 que les dio el ascenso de categoría.

El ejemplo del Barça

Salvando las distancias, por la categoría y la calidad de las plantillas de los dos oponentes, el ejemplo de remontada más significativa lo encuentra el Pontevedra en esta misma campaña. El FC Barcelona de Luis Enrique fue capaz de voltear un 4-0 en la ida de los octavos de final de la Champions League ganando por 6-1. Lo hizo, eso sí, en su estadio y con el empuje de su gente.

Precisamente a casos así es a los que se quiso referir Luisito el pasado sábado en rueda de prensa cuando dijo que la eliminatoria todavía no estaba sentenciada y que irían a Murcia a pelear por la sorpresa porque "en el fútbol ya he visto cosas más difíciles", concluyó el técnico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine