25 de noviembre de 2016
25.11.2016

Un derbi para marcar diferencias

El técnico granate espera un gran ambiente en O Vao para el duelo ante el Coruxo, al que ve con mejor equipo que en el pasado año - Portela e Íker Alegre son las únicas bajas obligadas para el choque de mañana

25.11.2016 | 04:52
Rafa Sáez y Luisito charlando tras un encuentro entre Coruxo y Pontevedra en Pasarón. // G. Santos

El Pontevedra tiene hoy la última sesión de entrenamiento de cara a la complicada salida de mañana a O Vao para afrontar el penúltimo derbi gallego de la primera vuelta a partir de las 16.30 horas.

La cercanía del campo de O Vao con respecto a Pontevedra y el gran momento de forma de los granates hace que el entrenador del Pontevedra cuente con una destacada presencia de aficionados lerezanos en Vigo, tal y como ocurrió el año pasado, y espera que el tiempo acompañe para que se pueda vivir un gran ambiente entre las dos aficiones. Los granates esperan sentir el calor de su público para tratar de ofrecer a domicilio la misma versión que en casa les ha hecho ganarlo todo y mejorar de paso sus pobre bagaje visitante de la presente campaña.

El trabajo semanal de la plantilla se ha desarrollado sin mayores problemas, con el equipo recuperando efectivos con respecto al pasado domingo ante el Somozas y trabajando con diferentes variantes ofensivas de juego entre las que Luisito no se ha decidido todavía para salir mañana al campo.

El teense resta importancia a tener un día menos de trabajo con respecto al planning habitual de entrenamientos en las semanas en las que los choques se juegan en domingo. En ese sentido no le preocupa porque "eso es para todos, nos afecta tanto al Coruxo como a nosotros y no tiene porque notarse. A mí lo único que me preocupa es que mis jugadores estén al cien por cien, aunque evidentemente nunca tienes a todos a ese nivel".

En ese sentido, y sin todavía tener tampoco decidido el once que va a salir mañana a jugar, Luisito mantiene su discurso intacto con respecto a anteriores semanas y tiene claro que "el sábado van a jugar los once jugadores que mejor he visto esta semana físicamente y también mentalmente", dijo, asegurando que ninguno tienen el puesto asegurado pese a su buen rendimiento en la última victoria ante el Somozas.

Quienes seguro que no van a estar en Vigo para jugar mañana son los lesionados Íker Alegre y Dani Portela por motivo de lesión, mientras que el resto estarán disponibles para ser convocados a la espera de la última sesión de trabajo, en la que el de Teo ya espera que todos los futbolistas estén en un estado óptimo de forma tras superar diferentes molestias. La comodidad del desplazamiento hará que la lista de convocados la compongan todos los jugadores disponibles, que una vez en el campo conocerán quienes son los 18 elegidos por su técnico.

En cuanto a su rival, Luisito ve en este Coruxo a una mejor plantilla que la del curso pasado. "Está haciendo un campañón. Están muy bien trabajados y en un derbi todo se iguala. Nos vamos a enfrentar a un equipo que en su campo es muy complicado para cualquier rival y que está demostrando ser muy regular. Al igual que nosotros son muy intensos y nos van a exigir muchísimo en cuanto a ritmo. El Coruxo ha sido capaz de ir a Santander y ganar, con eso ya lo digo todo", dijo el de Teo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine