Iker Alegre, de seis a ocho meses de baja

El jugador granate sufre una rotura completa del ligamento cruzado anterior en su rodilla derecha y se pierde prácticamente la temporada - El Pontevedra quiere repetir victoria en Pasarón, esta vez ante el colista

09.09.2016 | 09:14
Varios jugadores durante un entrenamiento en Pasarón. // Gustavo Santos

Los peores presagios sobre la lesión de Iker Alegre se confirmaron. La resonancia magnética a la que se le sometió ayer confirmó que el jugador granate sufre una rotura completa del ligamento cruzado anterior y será operado y causará baja durante un periodo estimado de seis a ocho meses, por lo que prácticamente dice adiós a la temporada.

Iker Alegre se lesionó en el último partido disputado en Santander, cuando estaba a punto de concluir la primera mitad. Los servicios médicos tras realizarle la resonancia han dictaminado que el tiempo de baja oscilará entre los seis y los ocho meses, a la espera de como responda su rodilla derecha.

El extremo estaba siendo un jugador fundamental en el esquema de Luisito y uno de los grandes valores para afrontar el exigente campeonato. A tenor del historial del jugador, sus problemas con las lesiones en la rodilla han sido una constante y ahora deberá afrontar prácticamente una temporada en el dique seco.

En cuanto al partido de este domingo ante el Palencia, el Pontevedra quiere repetir el buen juego plasmado en el encuentro disputado dos semanas atrás en Pasarón ante el Mutilvera a quien goleó en el estreno como local.

El conjunto que dirige Luisito quiere dejar en anécdota lo ocurrido en los Campos del Sport del Sardinero ante el Rácing, donde el equipo no supo salir con la tensión suficiente ante un rival que tiene marcado entre ceja y ceja el ascenso, tras no conseguirlo hace unos meses.

El partido ante el Palencia se antoja, a priori, fácil para los granates ya que los visitantes son colistas tras haber sido derrotados en los tres partidos que ha disputado logrando solo un gol a favor y encajando ya siete. La última derrota le sobrevino en su feudo ante el Celta B el pasado domingo por 1-3.

Así, pues el Pontevedra está casi obligado a ganar, claro que para ello ha de salir concentrado y con la tensión suficiente para encerrar a un local que si se ve presionado acabará claudicando.

Los malos resultados del Palencia, además del análisis en el terreno de juego, también hay que buscar las causas en los despachos. Porque la temporda no ha hecho nada más que comenzar y ya va por el tercer técnico que se sienta en el banquillo.

El entrenador que logró ascender al equipo a Segunda B fue sustituido por Gonzalo Arconada que duró apenas unas horas en el banquillo. Ahora, al equipo palentino lo dirige Oscar de Paula, el que fuera en su día jugador de la Real Sociedad. Y el equipo sigue sin estar conjuntado. Apenas crea ocasiones de gol durante los 90 minutos y su línea defensiva es débil. De ahí su mala clasificación.

Por contra, el Pontevedra, a excepción del partido en el Sardinero, está siendo un conjunto regular que sabe a lo que juega y que aspira a estar al final del campeonato en los puestos de play off. De hecho, Luisito podría repetir la alineación de la última jornada con la excepción del lesionado Iker Alegre.

Pero el partido del domingo tiene para el técnico Luisito algo especial, no en vano jugó en el Palencia en la década de los 90. Si bien aquel Palencia desapareció en 2012 y el testigo lo tomó el Club Deportivo Palencia, lo cierto es que Luisito recuerda con cariño su paso por aquella ciudad y por aquel equipo con el que anotó treinta y un goles en dos temporadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine