Un futbolista con futuro y con mucho carácter

25.03.2013 | 07:57
Un futbolista con futuro y con mucho carácter
Un futbolista con futuro y con mucho carácter

No tuvo mucho trabajo, pero cometió dos errores que pudieron costarle muy caro al equipo, sobre todo uno en los minutos finales del encuentro.

El defensa de Moaña se complicar la vida y se la complica a sus compañeros cuando tiene calidad suficiente para cumplir su cometido sin problemas.

Fue el mejor de toda la defensa. Estuvo muy atento en el corte y por arriba no le dio opciones a Ekedi mientras estuvo en el terreno de juego.

No está en su mejor momento, pero aún así cumple en el trabajo defensivo, aunque no está muy acertado a la hora de iniciar las jugadas de ataque granates.

Al lateral no se le puede pedir más pundonor, pues es difícil superarlo por velocidad. Ayer le dejó el balón en bandeja a Buba para sentenciar el partido.

Da la impresión de que está recuperando su velocidad para desbordar al contrario. Realizó una buena segunda mitad, aunque le sobró algún regate.

El centrocampista no pudo demostrar sus cualidades, ya que se tuvo que retirar cuando iban solo quince minutos, tras sufrir una lesión en la espalda.

Emilio regresó a una convocatoria del primer equipo y lo hizo con mucho acierto. El centrocampista granate realizó un excepcional partido desde que salió para sustituir a Moisés Pereiro en la posición de medio defensivo. Desde el primer momento se hizo dueño y señor de la parcela central, pero además le dio al equipo más consistencia física. Jugó con mucho criterio los balones que le llegaron a su zona, pero además se convirtió en el protagonista del partido, ya que una acción sobre él acabó con la expulsión de Ekedi, que hasta el momento le estaba creando muchos problemas a la zaga pontevedresa. Se trata de un futbolista con carácter y con un gran futuro debido a sus excelentes condiciones físicas y técnicas.

No fue el futbolista demoledor de otras ocasiones. Las dimensiones del campo no le permitían abrir el juego, pero aún así trabajó a destajo los noventa minutos.

La experiencia es un plus y el centrocampista vigués se está aprovechando de ella para ayudar al equipo a conseguir el objetivo, pero además marcó el primer tanto.

El marinense no se sintió a gusto desde el primer momento con el balón debido a la presión de los locales, pero aún así le complicó la vida a los rivales.

El delantero de Santa Comba lo tiene complicado con el gol, pero su aportación está siendo vital en los últimos partidos, ya que se pelea con toda la defensa.

Fue el revulsivo que necesitaba el equipo para mantener el resultado, ya que con su velocidad rompió la defensa local y marcó el segundo tanto del equipo.

Su presencia en el campo fue para sustituir a Tubo cuando el de Porriño acusó el cansancio acumulado. Jugó muy pocos minutos y en un puesto que no es el suyo.

Enlaces recomendados: Premios Cine