Landa ya no quiere ser segundo plato

El español asume su rol en el Sky de Froome aunque avisa de que es la última vez que lo hace

18.07.2017 | 01:18
Landa y Froome, durante la etapa del domingo. // Efe

Mikel Landa (Sky), sexto en la general y primer español, dejó claro en la jornada de descanso que no volverá "a ser segundo" en ningún equipo, pero afirmó que "cara a cara" Chris Froome es superior a él y que el británico podrá contar con su trabajo para ganar el Tour, a la vez que buscará en lo personal un puesto en el podio.

La situación de estar supeditado a un líder que, aparentemente, no es superior al gregario, lo interpreta de manera tajante mirando al futuro.

"Tengo claro que esto no me puede volver a pasar. Donde vaya hay que tener las cosas claras. No quiero volver a ir de segundo, y si voy es porque quiero", dijo Landa instantes antes del entrenamiento en la jornada de descanso del Tour de Francia.

Landa ve similitud entre la situación actual de su equipo y la que tuvo lugar en 2012 entre Froome y Bradley Wiggins en el mismo equipo británico.

"La situación se puede asemejar, pero hay que tener en cuenta que en este Tour Froome, cara a cara, me ganaría porque tiene una buena contrarreloj el penúltima día. Somos compañeros, no rivales", aclaró.

Una situación casi idéntica a la que vivió Landa cuando defendía los colores del Astana en 2015, cuando en el Giro su equipo le frenó para ayudar al líder, entonces Fabio Aru. El alavés acabó tercero en la carrera rosa.

"Sí, la verdad es que un poco sí me lo recuerda. Es una situación ya vivida. Sé a qué he venido al Tour y es lo que hay. Me recuerda a los tiempos del Astana, pero ahora estamos jugando a ganar el Tour, no a ser segundos", dijo.

No obstante, Landa considera que para el Sky "sería bonito ganar con Froome y tenerme en el podio de París. Estamos en ello, contentos, y tengo la misma sensación que en la primera semana. Hay un buen grupo de gente y hay buen rollo".

El ciclista alavés admite que sus aspiraciones pasan, como mínimo por el podio.

"Si no le perjudico a Froome me encantaría lograr podio. Me veo bien y me gustaría, pero no puedo perjudicarle. Más que una baza puedo ser una pieza clave para frenar a los rivales. Es complicado. Le tendría que pasar algo raro a Froome para ser una baza", comentó.

El ciclista de Murguía se refirió al estado de forma de Froome en relación al año pasado. "En 2016 fue más superior, pero tuvo más terreno que este año. Esta vez la crono inicial era corta para él y en Peyragudes no tuvo su mejor día. No está muy por encima de los demás, pero está bien".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine