17 de septiembre de 2016
17.09.2016

"Ha estado bastante tranquilo"

El comentario de un periodista sobre los franco-argelinos genera polémica

17.09.2016 | 03:11
Ishak Belfodil.

Un comentario de un periodista belga de radio "RTL" durante el partido de Liga Europa que enfrentó al Standard de Lieja y al Celta ha generado polémica en Bélgica y ha obligado al locutor a precisar que no pretendía sonar racista, sino sólo hacer alusión a lo que sucedió con Zinedine Zidante en la final de la Copa del Mundo de 2006. La situación respecto a la comunidad musulmana en Bélgica resulta delicada desde los atentados del pasado mes de marzo

"Para un fanco-argelino, ha estado bastante tranquilo. Entienden lo que quiero decir", dijo en antena Marc Delire sobre el futbolista con doble nacionalidad argelina y francesa Ishak Belfodil, después de que este sufriera una entrada de un futbolista del Celta. Belfodil, jugador de sangre caliente y que ha sido expulsado en varias ocasiones, mantuvo tensos duelos con los defensores celestes, especialmente con Costas, que encajó golpes suyos.

La frase de Delire, que no es la primera vez al que su incisivo verbo le traiciona en directo, generó una oleada de indignación en las redes sociales, donde muchos internautas le han acusado abiertamente de racista.

El locutor explicó ayer el sentido de sus declaraciones, en las que pretendía aludir al calentón que llevó al francés de origen argelino Zinedine Zidane a propinar un cabezazo al italiano Marco Materazzi en la final del Mundial de Alemania en 2006, acción que le costó la expulsión al astro francés.

"Estoy aturdido por la dictadura de las redes sociales (...). En realidad, era solo una alusión a Zinedine Zidane. Belfodil venía de llevarse un golpe y no se inmutó. Tuvo una actitud totalmente opuesta a la de Zidane en 2006, al que se le cruzaron los cables después de que Materazzi hubiera insultado a su hermana", señaló Delire en declaraciones al diario "La Libre Belgique".

Delire explicó que cuando piensa en un franco-argelino, el nombre de Zidane le viene "directamente a la cabeza".

"No había ningún racismo en mis palabras", dijo el locutor, que se ha negado a disculparse, como solicitó hoy el Standard de Lieja. "No, no pediré perdón porque no he hecho nada malo", agregó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine