El ejemplo de Lahm

Mallo aumenta en el centro del campo su versatilidad

02.08.2016 | 20:20
Mallo controla el balón ante Fernando Torres. // Mariscal

Es el capitán del equipo y puede jugar como lateral y como centrocampista. Todos los expertos en fútbol señalarían directamente a Philipp Lahm. Sin embargo, un celtista dudaría en decidirse entre el jugador alemán y Hugo Mallo. El marinense ha irrumpido esta pretemporada como un mediocentro defensivo eficiente. El domingo lo hizo por segunda vez en lo que va de verano de preparación. Fue durante los últimos veinte minutos del encuentro contra la Fiorentina. El canterano se acomodó rápidamente a la medular, como si fuese uno de sus lugares habituales en el campo, como cuando Berizzo lo reconvirtió el curso pasado en central, ante la plaga de lesiones en el eje de la defensa.

Llama la atención el nuevo experimento de Berizzo, quien se ha especializado en la reconversión de pivotes. Ante la Fiorentina era la segunda vez este verano que situaba a Mallo en la posición que cambió la vida profesional de futbolistas como Krohn-Dehli, Augusto Fernández o Daniel Wass. Los dos primeros obtuvieron suculentas ofertas económicas de Sevilla y Atlético de Madrid, respectivamente, después de convertirse en dos de los mejores pivotes de la Liga. Wass es ahora mismo una pieza imprescindible del actual Celta, al que llegó como un jugador de banda, como los dos anteriores.

La oportunidad de reconvertirse en mediocentro le llega ahora a Hugo Mallo, un futbolista que ha pasado por todas las posiciones de la defensa, aunque fue desde el lateral derecho donde despuntó para debutar en el primer equipo con 18 años. Siete después, el marinense acumula más de doscientos partidos con el Celta, de los que la mitad los ha jugado en Primera División. Una grave lesión de rodilla ha alterado una carrera que podría llevarle a la internacionalidad con la selección absoluta, después de brillar en las categorías inferiores. Esas previsiones estaban enfocadas como lateral derecho. Todo podría cambiar si Berizzo acierta de nuevo en inventarse pivotes defensivos.

Hasta ahora, esas reconversiones estaban obligadas por las carencias de unas plantillas escasas en número de efectivos. Ahora mismo, el equipo celeste cuenta con una amplia nómina de centrocampistas, a los que se ha sumado el canterano Pape Cheikh, que reclama más protagonismo en el primer equipo pese a pertenecer al final.

Ante la Fiorentina, Hugo Mallo fue suplente. Berizzo se decantó por Roncaglia para el lateral derecho. El Celta acaba de incorporar al argentino para reforzar dos posiciones: lateral derecho y central. Ante su exequipo, Roncaglia realizó una buena actuación, coronada con una asistencia de gol a Bongonda. La irrupción del internacional argentino podría restarle protagonismo a Hugo Mallo, capitán del Celta desde enero pasado y titular indiscutible en las últimas temporadas. En ésta, el marinense tendrá una dura competencia para ser un fijo en el once. Berizzo, mientras tanto, prueba al canterano como mediocentro defensivo, donde nadie discute la titularidad de Marcelo Díaz. Radoja es la segunda opción, en principio. Mallo, como ya demostró en el centro de la defensa, cumplirá cualquier cometido que le sugiera el técnico. Va camino de convertirse en el nuevo Lahm, en ese futbolista polivalente de corte defensivo que todo entrenador quiere en su equipo. Guardiola aprovechó la versatilidad del capitán del Bayern durante las tres temporadas que trabajó con él en Múnich. Berizzo intenta lograr lo mismo con Hugo Mallo en Vigo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine