CELTA

El Celta se impone renovar al "Tucu"

La continuidad del chileno, cuyo contrato expira en junio, es el segundo asunto en el orden de prioridades de Miñambres tras la contratación del "diez" - El club intentará acelerar esta semana el fichaje del atacante

27.07.2016 | 08:14
El internacional chileno Pedro Pablo Hernández, el "Tucu", en el campo de hierba sintética de A Madroa. // Adrián Irago

Fabián Orellana y Pablo Hernández, el Tucu, se reincorporan hoy a los entrenamientos a las órdenes de Eduardo Berizzo, que dispondrá de todos sus efectivos para la concentración de pretemporada que el equipo celebrará en Florencia (Italia) desde el próximo domingo. La llegada del Tucu quien, como Orellana, ha prorrogado sus vacaciones debido a su participación con la selección de Chile en la última Copa del Centenario centrará hoy la atención del equipo por dos motivos: por conocer el estado físico del futbolista tras la lesión sufrida en las semifinal de la Copa América contra Colombia y porque su llegada a Vigo dará el pistoletazo de salida para abordar su renovación.

Pablo Hernández y Carles Planas son lo dos únicos jugadores de la plantilla que el club no tiene blindados con contratos de media o larga duración. El argentino-chileno concluye contrato en junio del próximo año, con lo que a partir de enero podrá negociar libremente su futuro. Pese a las dificultades de adaptación de su primer año, el gran rendimiento ofrecido el pasado y su papel con la selección de Chile en la Copa América ha revalorizado la cotización del jugador y convencido al Celta de que debe abordar de inmediato la ampliación de su contrato.

Antes del verano, la prioridad en Plaza de España era garantizarse la continuidad de Sergi Gómez, cuya renovación por dos temporadas, hasta 2019, se fraguó poco antes de la vuelta al trabajo del equipo. Una vez cerrada, el siguiente en la lista de "renovables" es Hernández, un futbolista cada vez más apreciado en Europa y objeto de deseo de importantes equipos chilenos, como Colo Colo. La idea del Celta es ofrecer al centrocampista, que en octubre cumplirá 30 años, una prórroga contractual no menor a dos años.

Indiscutible para Berizzo, que se lo trajo con él de O'Higgins y ha depositado una fe ciega en el futbolista incluso cuando venían mal dadas y era silbado por un sector de Balaídos, Hernández no tardó el pasado año en dar la vuelta a la situación, hasta el punto de convertirse en uno de los jugadores más valiosos de la mejor temporada del Celta en diez años.

La situación de Carles Planas, cuyo contrato expira también en junio del próximo año, está bastante menos clara. Antes del verano el Celta sopesaba la posibilidad de abordar también su renovación después de que el catalán jugase el pasado curso más de dos mil minutos repartidos en 26 (18 como titular) partidos de Liga y 5 de Copa de Rey.

Aunque la mejora en el rendimiento ha sido considerable y Planas es el único lateral izquierdo específico del plantel, en Plaza de España no se han pronunciado sobre la continuidad del zaguero, que a partir de enero podrá negociar libremente su futuro. Como en el caso del Tucu, el tiempo corre y el club no podrá demorar mucho más su decisión.

Acelerón por el "diez"

Pero la renovación de Pablo Hernández (y, llegado al caso, la de Planas) no es el asunto más urgente que tiene ahora mismo Felipe Miñambres sobre la mesa. La prioridad ahora mismo es cerrar la plantilla con un futbolista de ataque de primer nivel que mitigue la marcha de Nolito al Manchester City.

El Celta es consciente de la necesidad de acertar con esta contratación y mantiene abiertos varios frentes de trabajo en busca de la mejor opción calidad- precio. A pesar de la importancia de no precipitarse en la elección, como afirmó recientemente Berizzo, el club tratará de apurar en los próximos días las negociaciones para intentar que el jugador pueda estar a las órdenes del técnico durante la gira que el Celta realizará por la Toscana italiana a partir del próximo domingo.

De las dos opciones que más han sonado estos días, el belga Dennis Praet y el danés Pione Sisto, parece ser el atacante del Midtjylland el que más cerca está de convertirse en el cuarto fichaje veraniego del Celta. Además de que su precio es considerablemente menor que el de Praet, Sisto ya ha dado el sí al equipo celeste, a expensas de que se ponga de acuerdo con el Midtjylland en la cifra del traspaso, que cerrarse entre 5 y 6 millones. Al mismo tiempo, la prensa turca -el Galatasaray también está interesado en contratar al futbolista- daba ayer por hecho el acuerdo entre el Celta y el club danés por el internacional escandinavo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine