Lisboa se echa a la calle para saludar a sus campeones

El presidente Marcelo Rebelo de Sousa condecoró a todos los jugadores

12.07.2016 | 04:55
Aspecto de la Alameda Dom Afonso Henriques, epicentro de la fiesta. // Efe

La selección de Portugal, campeona de la Eurocopa, fue aclamada en Lisboa por una multitud, a la que Cristiano Ronaldo y sus colegas retribuyeron, primero, con efusivos saludos desde un autobús descapotable y, más tarde, en un acto en una plaza.

Ronaldo, especialmente activo en las celebraciones, agradeció el cariño de la entregada hinchada: "Este Europeo es para todos vosotros, los que estáis en Portugal y los que estáis emigrados", arengó desde el escenario montado en la Alameda Dom Henrique, en el este de la capital lusa.

El astro del Real Madrid gritó su famoso "siiuuhh", que él mismo popularizó cuando venció su tercer Balón de Oro en el 2014, mientras que Éder, el héroe que marcó el tanto del triunfo, bromeó con la afición y declaró la jornada como un día festivo.

Ronaldo y sus compañeros firmaron uno de los momentos cumbre cuando simularon el gutural grito que hizo famosa a la hinchada de Islandia, el gutural "uuh".

Durante las conmemoraciones, tocó la música oficial de la Eurocopa, "This One's For You", del DJ David Guetta, y los futbolistas campeones europeos entonaron la canción "A Minha Casinha", de la banda lusa Xutos & Pontapés.

Nani, nuevo fichaje del Valencia, y Renato Sanches, del Bayern de Múnich, también se prodigaron sobre el macro-escenario situado en la Alameda.

A pesar del calor y de ser un día teóricamente laborable (hubo empresas que dieron la tarde libre a sus empleados), los lisboetas prolongaron el estado de delirio enarbolando bufandas y banderas de la selección de Portugal.

El presidente luso, Marcelo Rebelo de Sousa, condecoró a la selección de Portugal con el título de comendador, la mayor distinción civil que se puede otorgar en el país. El avión "Eusebio", bautizado así en honor al mítico futbolista portugués, aterrizó en Lisboa al mediodía y los jugadores se desplazaron al Palacio de Belém -residencia oficial del presidente-, donde recibieron un diploma honorífico, ya que las medallas todavía no están preparadas.

El capitán Cristiano Ronaldo, ataviado con una bandera de su natal Madeira, fue el último en recibir la distinción entre los aplausos de los presentes, entre los que también se encontraba el primer ministro luso, António Costa, y los líderes de los principales partidos políticos.

"La orden del mérito no es la mayor condecoración que habéis recibido o que vais a recibir: ésa fue dada por el pueblo portugués y está llena del orgullo y la gratitud por aquello que hicisteis durante más de un mes por Portugal", dijo Rebelo de Sousa.

El presidente defendió el juego de la selección durante la Eurocopa y aseveró que la consecución del título no fue sólo cuestión de suerte. "Hace un mes y tres días dije que sois los mejores de Europa y mucha gente me dijo que sois buenos pero tenéis suerte. Ha quedado demostrado que no hay casualidad ni suerte y que no sois un equipo cualquiera ni hubo otro equipo mejor. Sois los mejores de Europa y toda Europa y el mundo lo dijo", defendió Rebelo de Sousa.

El jefe del Estado luso también quiso dedicar unas palabras a los emigrantes portugueses, en especial a los que están en Francia, donde se calcula que viven en torno a un millón de portugueses y lusodescendientes. "Hoy los emigrantes llegan al trabajo y dicen que somos tan buenos como vosotros", celebró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine