balonmano

Jabato pone fin a su ciclo en el Octavio

El técnico manchego dirigirá al Cisne ä El club académico negocia con Javier Barrios, que ya ocupó el banquillo vigués, para sustituirle ä El Teucro ficha a Méndez y quiere a Lloria

17.06.2016 | 02:46
Jabato charla con su segundo, Peque, durante un partido del Octavio en As Travesas. // Mart a G. Brea

Jabato abandona el Academia Octavio. El técnico emprenderá una nueva aventura en el Cisne junto a su ayudante, Peque. El club vigués ya ha maniobrado para encontrarle un sustituto. Javier Barrios, que ya dirigió a los académicos en los gloriosos noventa, será ahora el encargado de reflotar el proyecto deportivo si sus conversaciones con el presidente, Javier Rodríguez, fructifican.

El Octavio saldrá a competir en Primera Nacional Masculina. Actualmente no existe posibilidad alguna de encontrar una plaza libre en División de Honor Plata. La escuadra no militaba en la tercera categoría nacional desde finales de los ochenta. Un trance complicado en el año de su quincuagésimo aniversario.

El plan rojillo empieza a cobrar forma. Concluyen contrato García Lloria, Hermida, Cerillo, Iglesias, Corcera, Quintas y Silva. Su continuidad dependerá del nuevo entrenador. Jorge García Lloria, uno de los mejores arqueros de Honor Plata, encuentra acomodo en la categoría. Probablemente vuelva a estar a las órdenes de Quique Domínguez, esta vez en el Teucro. No es el único académico que protagonice el trasvase. La sociedad pontevedresa ha hecho oficial el fichaje de Borja Méndez. El central vigués, internacional júnior con España, de extraordinaria proyección, ha acordado su salida del Octavio.

Veiga, Conde, Dani, Figueirido, Gayoso y León, que había sido cedido, tienen contrato en vigor con el Octavio y Javier Rodríguez no los liberará, salvo pacto. La idea es construir sobre ellos el equipo que buscará el ascenso en Primera Nacional.

Ese Octavio ya no tendrá a Jabato a los mandos. El manchego abandona el club después de un lustro de militancia, tres campañas como jugador y dos como entrenador. Jabato había pedido un tiempo de reflexión y el miércoles comunicó su adiós a Javier Rodríguez, aunque ha masticado la decisión durante mucho tiempo. "No es por el descenso. El ciclo se había terminado. El tiempo produce desgaste", argumenta.

Es una decisión compartida con su ayudante, Peque, su "pareja deportiva", tal como Jabato lo define, y que lo acompaña al Cisne, equipo que sí logró la permanencia en División de Honor Plata en la última jornada. Nano, que en marzo sustituyó a Edin Covelo en el banquillo pontevedrés, se reincorporá a su rol de preparador físico, que desempeñará a las órdenes de Jabato. "Han puesto mucho esfuerzo en convencerme. Es una gran oportunidad", indica Jabato, que había considerado la posibilidad de tomarse un año sabático. "Pero me gusta mucho esto. Como dice mi mujer, el balonmano es mi droga y hasta que me dure...", explica.

La etapa del Octavio, en esa transición de la cancha a la pizarra, ha resultado "muy intensa" para Jabato. "Ha habido luces y sombras, pero yo me quedo con lo bonito y con todo el aprendizaje que he tenido de cara al futuro. Conozco mi responsabilidad en el descenso del Octavio. Me hubiera gustado irme de otra forma. Pero no hay que darle más vueltas".

"Yo le agradezco a Quique que apostase por mí como jugador en su día", comenta, recordando su llegada a Vigo, "y a Javier que me diese la oportunidad de entrenar". Recuerda: "Me he casado aquí, quiero formar una familia aquí, Vigo es mi casa. No me quería mover". El Cisne le permite aunar todos sus deseos personales, profesionales y deportivos.

"Era lo mejor para las dos partes", concluye Jabato y también el Octavio pasa página, dejándole la puerta abierta a un regreso en el futuro. Javier Rodríguez, consciente de que tal vez tocaba fin de ciclo, había estudiado alternativas. La principal sobre la mesa es Javier Barrios, que ha entrenado en numerosos equipos de la provincia y es para la historia del Octavio el hombre que comandó a los Lvov, Nesterov, Valenzuela, Muiños, Mikulic y demás a las más altas cotas en la historia del club. Aquel Octavio llegó a pasear sus maravillas ofensivas por Europa. El reto para Barrios, si se cierra el acuerdo, será bien diferente: conseguir el retorno a Honor Plata en una Primera compleja, áspera y competitiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine