atletismo

La San Silvestre viguesa regresa a su espacio natural

La prueba de carácter lúdico y solidario volverá a celebrarse el último día del año en un circuito de cuatro kilómetros en el entorno de la Plaza de Compostela

28.11.2015 | 02:10
El alcalde junto al resto de representantes de la organización y firmas colaboradoras. // FDV

Los vigueses despedirán el año con las zapatillas puestas. La San Silvestre recupera su espacio natural en el calendario y volverá a disputarse como era tradicional desde su nacimiento el 31 de diciembre después del paréntesis de 2014 en que se trasladó al último domingo del año.

Hace tres años la carrera se instaló en el centro de la ciudad y abandonó el parque de Castrelos donde nació de un modo casi expontáneo. Un grupo de atletas que se reunían el último día del año para participar en una prueba de apenas un kilómetro con la excusa de disfrutar de la experiencia y de recoger alimentos para los más desfavorecidos. Pero lo que comenzó de forma modesta ha ido creciendo hasta reunir el año pasado a más de un millar de personas en una fiesta deportiva que ya forma parte del calendario navideño de la ciudad. De ahí su desplazamiento al entorno de la Plaza de Compostela y el cambio de recorrido. La idea es tener más espacio para disfrutar de la experiencia y para que la carrera se haga más presente en el centro de la ciudad. La organización ha cambiado también de manos. Después de los años que ha ido de la mano del Club Atletismo Vigo -impulsor del evento hasta el año pasado- ahora toma el testigo la Federación de Peñas Recreativas El Olivo, la Agrupación de Centros Deportivos y Culturales y David Posada, que tiene evidente experiencia en la organización de carreras populares.

La San Silvestre comenzará a las 17 horas en la Plaza de Compostela y el circuito de cuatro kilómetros llevará a los participantes por Areal hasta la estación de tren, regresando siempre por Areal a Praza de Compostela, Montero Ríos y Cánovas del Castillo, a donde se llegará por Pablo Morillo. Ya en O Berbés, subida de la calle Real, Triunfo, Praza da Constitución, Fermín Penzol, Marqués de Valladares y Colón, acabando en Concepción Arenal, en el mismo lugar donde se dio la salida.

La inscripción es gratuita y lo único que se pide a los participantes es que el día de la prueba aporten al menos un kilo de alimentos no perecederos. Por esta razón el Banco de Alimentos instalará una gran carpa en la Alameda para recibir las aportaciones de los participantes de esta carrera no participativa y cuyo espíritu lúdico y solidario lo llena todo.

Para anotarse en la carrera los interesados deberán hacerlo de forma presencial en diferentes lugares de la ciudad: los centros Máis que Auga (Coia, Navia y Barreiro); en la Federación de Penas Recreativas El Olivo (Plaza Otero Pedrayo, 5 en horario de mañana); la Agrupación de Centros Deportivos e Culturais (Calle Panamá, entresuelo) y en la Fundación VIDE (Calle Cesáreo González, por las mañanas). Los dorsales se entregarán en el momento de la inscripción. La carrera no tiene categorías. Están abiertas a cualquier edad y a cualquier perfil. La idea es que nadie se quede con las ganas de participar, de hacerlo en familia y de convertir el centro de Vigo en una fiesta para despedir el año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine