motociclismo - Gran Premio de San Marino

Márquez acierta con la estrategia

El piloto de Honda logra la victoria en Misano en una carrera complicada por la lluvia

14.09.2015 | 02:28
Marc Márquez festeja su victoria de ayer en el circuito Marco Simoncelli de Misano. // Maurizio Brambatti

Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) impuso su estrategia en un Gran Premio de San Marino de MotoGP que resultó muy complicado por la aparición de la lluvia en el circuito "Marco Simoncelli" y los dos cambios de motos que tuvieron que realizar los pilotos.

Márquez logró su primera victoria en el circuito italiano, uno de los que le quedaba junto al japonés de Motegi y el australiano de Phillip Island en la categoría de MotoGP, y la cuarta de la temporada, que le sitúa a 63 puntos del líder del campeonato, Valentino Rossi, que por primera vez en la temporada concluyó fuera del podio al ser quinto.

Rossi supo aguantar la presión para arrancar una quinta posición como su mejor resultado, si bien el mismo le permite aumentar su ventaja en el campeonato de 12 a 23 puntos al rodar por los suelos su más directo rival, el español Jorge Lorenzo, quien se cayó poco después de realizar el segundo cambio de moto.

Instantes antes de comenzar la vuelta de calentamiento previa a la carrera se produjo el primer golpe de efecto al no arrancar la Ducati de Michelle Pirro, que tuvo que ser empujada hasta su taller, en donde el italiano optó por coger su segunda moto para completar el giro y salir en última posición.

Donde no hubo sorpresas fue cuando se apagó el semáforo y Jorge Lorenzo salió como una exhalación llevándose tras su estela a Marc Márquez, mientras que por detrás estaban Valentino Rossi, Dani Pedrosa y Andrea Iannone.

Justo al cumplirse el primer giro los comisarios de pista pusieron a ondear las banderas blancas, que señalaban la posibilidad de entrar a cambiar de moto tras caer algunas gotas de lluvia.

Poco después ondeaban las banderas blancas con aspas rojas que anunciaban la caída de lluvia en algunas zonas de la pista y muchos pilotos optaron por entrar en su taller al complicarse en gran medida las condiciones del asfalto.

Lorenzo, Márquez y Rossi fueron los últimos en cambiar de moto y desde ese momento la situación en pista cambió radicalmente. A Dovizioso le sucedió el británico Bradley Smith, uno de los pocos que no cambió de moto, en el liderato, pero ya estaban detrás de él Márquez y Lorenzo, en tanto que Rossi se quedó un poco descolgado.

Márquez no dudó demasiado en intentar tirar en cabeza para buscar la victoria, pero las condiciones de la pista no eran las más apropiadas y un primer error le hizo verse superado por Jorge Lorenzo, mientras que por detrás Rossi cogía el ritmo.

En el duodécimo giro Rossi se colocó literalmente tras el rebufo de Márquez y los tres rodaron en un pañuelo de apenas tres décimas de segundo sin que el italiano se lo pensase demasiado para adelantar al de Repsol Honda un giro más tarde, mientras en la línea de talleres los equipos preparaban nuevamente la configuración de seco para sus motos.

Rossi aguantó tras Lorenzo varias vueltas hasta que al comienzo de la decimoséptima y en la misma recta de meta lo superó para acceder por primera vez al liderato de la carrera.

Márquez fue el primero de cabeza en entrar a por la moto de seco. Dos vueltas más tarde lo hicieron Lorenzo y Pedrosa, en tanto que Rossi se mantuvo con los neumáticos de agua. Casi en el mismo momento que Rossi regresaba a la pista Lorenzo se iba por los suelos de manera espectacular aunque sin producirse daños de consideración, pero dejaba el camino expedito al italiano para sumar una cantidad importante de puntos.

El protagonismo por la victoria parecía ya coto exclusivo de Marc Márquez, líder en solitario con más de seis segundos de ventaja sobre el británico Bradley Smith.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine