CELTA

Park no da la talla

La participación del fichaje estrella del Celta es cada vez más escasa y su producción goleadora casi irrelevante - Su minuto de juego cuesta al club más de mil euros

06.03.2013 | 07:30
Park se lamenta de un fallo. Ricardo Grobas
Park se lamenta de un fallo. Ricardo Grobas

Park Chu Young, estrella de la selección olímpica surcoreana y hombre que se suponía debía marcar la diferencia ante el marco rival con el Celta, no da la talla.La participación del delantero cedido por el Arsenal en la vida competitiva del equipo vigués es, a medida que avanza la temporada, cada vez más escasa y su producción goleadora casi irrelevante: dos goles y una asistencia en quince partidos, apenas cinco de ellos como titular.

¿Un problema de adaptación? La barrera idiomática y la diferencia de costumbres han condicionado seguramente su bajo rendimiento pero no bastan para explicar los deficientes números de un futbolista cuyo salario ronda los 3 millones de euros (de los que el Celta paga unos 600.000) y que ni siquiera ha sido capaz de alzarse con la titularidad en un equipo que no destaca precisamente por su pegada. La gran apuesta de Miguel Torrecilla para reforzar la delantera celeste es, hoy por hoy, el cuarto artillero en el orden de preferencias del entrenador, Abel Resino, y lo era también de Paco Herrera, su predecesor en el cargo. Los dos técnicos han elogiado sus condiciones, pero sus palabras no se han visto corroboradas luego con minutos sobre el campo. Con Herrera Park ha sido titular en cinco partidos y Resino lo ha tenido calentado banquillo en los dos que ha dirigido, en los que sí han jugado Mario Bermejo y Quique de Lucas, dos de sus competidores.

El internacional coreano, toda una estrella en su país, ha tenido de hecho más protagonismo en Vigo por su tirón comercial que por sus goles. Su desembarco en la ciudad fue todo un acontecimiento en su país. Park debutó con la zamarra celeste en Mestalla el pasado 15 de septiembre en la cuarta jornada de Liga. Herrera le dio 19 minutos, una primera toma de contacto que debería tener continuidad en la siguiente jornada, frente al Getafe en Balaídos, su estreno en casa. Un equipo de la televisión surcoreana con presentadora estrella se desplazó a la ciudad para el evento, que levantó una enorme expectación. Y fue llegar y besar el santo porque, a poco de saltar al césped, Park anotó en un acrobático remate el gol que dio el triunfo al Celta y rondó el segundo con una buena jugada individual. El chico prometía. Las páginas de los periódicos glosaron ampliamente su debut, las televisiones nacionales dieron publicidad al asunto y el club comenzó a explorar las posibilidades de explotar comercialmente el enorme tirón del futbolista en Corea a través de diversos acuerdos de patrocinio. Un espejismo porque desde aquel álgido momento el rendimiento del futbolista fue cayendo poco a poco. Tampoco cuajó ninguno de los acuerdos publicitarios que el club intentó poner en marcha. Con todo, Herrera le concedió la titularidad en otros cuatro encuentros de Liga, siempre en casa. Jugó noventa minutos contra el Granada y el Mallorca -en este último partido marcó su segundo gol, que supuso el empate- y disputó como suplente de Aspas ante Deportivo, en el Santiago Bernabéu, en el Camp Nou, en Balaídos frente al Levante y Valencia, en La Romareda, en San Mamés, Cornellá y en el Reyno de Navarra.

Park estado en el banquillo en un total de ocho encuentros, incluidos los tres últimos. En total ha jugado en Liga con el Celta 572 minutos, con lo que cada minuto que ha estado sobre el césped ha costado al Celta por encima de los mil euros. La falta de minutos con el Celta le ha pasado también al jugador factura con su selección. De momento, el seleccionador surcoreano, Kang Hee Choi ha prescindido de él para el próximo partido de clasificación para el Mundial de Brasil del próximo día 26 contra Catar.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine