Vuelta al mundo en el Imaxinasons

Un recorrido de oriente a occidente, del pasado al presente, con la flauta Prónomo

05.07.2017 | 01:34
Julián Elvira, con su flauta Prónomo.

Cuenta la historia, que en el siglo V antes de Cristo, en la Antigua Grecia, había un hombre, de nombre Prónomo. Era un auleta, un músico virtuoso del aulós, una especie de oboe doble formado por dos tubos unidos en el extremo de la desembocadura. Se dice que Pronomos buscaba interpretar diferentes modos musicales sin cambiar de instrumento. El Imaxinasons, 26 siglos después, presta su escenario a Julián Elvira y a la flauta que homenajea al virtuoso griego.

Julián Elvira ha llevado al campo de la música la teoría genética para reinventarla a su manera. La criatura que ha salido de esa experimentación y laboratorio se llama flauta Prónomo y, en la presente edición del Imaxinasons, será una de sus protagonistas. Esta presentación en sociedad tendrá lugar hoy, a las 20.30 horas, en un concierto en el Auditorio del Marco, de la ciudad olívica.

Como carta de presentación, una advertencia. No es una flauta cualquiera. "La flauta Prónomo es la última evolución de la flauta travesera moderna. ¿Cuál es la diferencia entre las dos? En la Prónomo, los agujeros tienen todos independencia de apertura y cierre, son grandes y pequeños, entonces consigue 11,5 millones de digitaciones. Todas las digitaciones -posiciones de los dedos al tocar- contienen un espectro y lo que yo hago es trabajar sobre ese espectro, la combinación de diferentes frecuencias a la vez y la manipulación de esta información para el desarrollo de diferentes timbres", explica Elvira quien terminó la carrera en el Real Conservatorio de Música de Madrid.

El hacer pequeños o grandes los agujeros de la flauta Prónomo implica también "un cambio de identidad. Así, puede sonar con un shakuhachi japonés; si los cambio de sitio, o puede sonar como un bansuri (originaria de la India)", añade este músico nacido en 1973 que también se formó en un máster en Budapest en la Corvin University donde coincidió con el profesor István Matuz.

Fue, precisamente, allí donde se abrió a la acústica del instrumento. "A partir de ahí, empecé a trabajar en las características del instrumento y su repercusión sonora. Trabajábamos sobre una flauta estándard. Yo veía lagunas porque la flauta tradicional presentaba muchas carencias mecánicas al estar pensada para hacer la escala cromática solamente. Hacía falta un cambio mecánico", explica Julián Elviara quien en los últimos años ha puesto la vanguardia como uno de sus fines vitales.

Presentado ya el instrumento, el músico aprovecha para adelantar cómo será la filosofía de su directo en Vigo, que durará una hora: "Normalmente, lo que hago es una muestra de las posibilidades del instrumento desde el punto de vista de la composición en tiempo real o la improvisación, y también desde el punto de vista de adaptación de otras culturas y lenguajes. Haré improvisación, interpretaré música escrita por mí y otros compositores creada para el instrumento".

En el concierto, el público también se deleitará con los sonidos de la flauta subcontrabaja, "una flauta gigante de cuatro metros de largo. Es un tubo noble que tiene mucha resonancia", detalla.

Taller

Además, Julián Elvira, impartirá un taller mañana, de 11.00 a 13.00 horas, en el Marco, dentro de la Academia de Sons bajo el título de "Tubocatessen". Los participantes, a partir de los siete años de edad, conocerán en primera persona la flauta Prónomo, enfocándola en la improvisación. Al acabar, a la una de la tarde, ofrecerá una explicación de lo que será el concierto de la tarde.

Más información sobre su proyecto y currículo puede encontrarse en su página web pronomosflute.com.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine