Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aparca los libros y saca los juguetes

Dirigida por el debutante Josh Cooley, "Toy Story" vuelve a la cartelera con Woody y Buzz Lightyear al frente del séquito animado, ahora reforzado por el retorno de Bo Peep y por la presentación de un nuevo y singular personaje: Forky, un juguete creado a partir de un tenedor de plástico y otros objetos de desecho

Los seguidores de la saga pensaron que la tercera parte -tan buena o mejor que las anteriores, "Toy Story" (1995) y su magnífica secuela de 1999- cerraba en 2019 una trilogía perfecta. Pero se equivocaron. Nueve años más tarde, Walt Disney y Pixar rescatan a los juguetes virtuales en una cuarta entrega que, según se desprende de las críticas escritas hasta el momento, mantiene el nivel de calidad de las predecesoras. Muchos niños celebrarán hoy el fin del curso escolar yendo al cine para ver "Toy Story 4", que inaugura por todo lo alto la cartelera estival. Y es muy probable que sus padres disfruten tanto o más que ellos.

Dirigida por el debutante Josh Cooley, "Toy Story" regresa con Woody y Buzz Lightyear al frente del entrañable séquito de juguetes, ahora reforzado por el regreso de Bo Peep y por la presentación de un nuevo personaje, torpe e inseguro: Forky, un juguete construido por la niña Bonnie a partir de desechos, como un tenedor-cuchara de plástico y plastilina.

Andy se lleva a su querido vaquero Woody y a la pandilla (Buzz, Jessie, Slinky, Rex y el resto) a vivir con Bonnie, una amiguita de la familia que, al igual que Andy, tiene una imaginación desbordante cuando se trata de sus juguetes. "Como casi todo el mundo, asumí que 'Toy Story 3' era el final de la historia", afirma el director de la película, Josh Cooley. "Pero lo cierto es que sólo era el final de la historia de Woody con Andy. Al igual que ocurre en la vida real, todo final es un nuevo comienzo. Ahora, Woody está en una habitación nueva, con nuevos juguetes y un nuevo dueño, una situación que no habíamos visto nunca. Averiguar lo que podría pasar ofrecía grandes posibilidades que valía la pena explorar", explica el realizador.

Hace ya 24 años, en 1995, "Toy Story" marcó un hito en la historia de la animación, ya que fue el primer largometraje animado por ordenador. La hegemonía de Pixar, estudio luego adquirido por Disney, dio como resultado maravillas como "Monstruos S.A." (2001), "Buscando a Nemo" (2003), "Ratatouille" (2007), "Del revés (Inside out)" (2015) o "Coco" (2017).

¿Por qué los personajes de "Toy Story" han llegado al corazón de tanta gente? Según Andrew Stanton, que ha participado o escrito todas las historias de la franquicia, el éxito se reduce a la magia inherente de los personajes. "Creo que a todo el mundo le gustaría que sus juguetes estuvieran vivos", dice. "Otra razón que justifica el atractivo de estos personajes es que hemos dado a nuestros personaje un toque de sofisticación más adulta en lugar de convertirlos en cachorritos ingenuos y ojipláticos. Los hicimos más 'parentales'".

Según Rivera, los realizadores se sentían tremendamente responsables de Woody y del resto de los juguetes. "La gente los adora, son como amigos de toda la vida", dice. "Algunas de las personas que trabajan en esta película dicen que 'Toy Story' fue la primera película que vieron de niños. Pero independientemente de la edad que tengamos, todos tenemos la sensación de haber crecido con Woody, con Buzz. Es algo más que una película. Estos personajes son una parte indeleble de la infancia de muchas personas y de sus familias".

La versión original, incluye las voces de Tom Hanks, Tim Allen, Christina Hendricks, Tony Hale, Annie Potts, Jordan Peele y Keanu Reeves, mientras que en el doblaje al español sigue destacando el buen hacer del veterano actor José Luis Gil ("La que se avecina") como Buzz Lightyear".

Tanto el director, Josh Cooley, como el productor Jonas Rivera y Tom Hanks, que vuelve a poner la voz de Woody en la versión original, estuvieron esta semana en Barcelona presentando la película. Sobre la posibilidad de una quinta entrega, Hanks bromeó diciendo que "seguramente un niño que vea la cuarta entrega, dentro de veinte años dirá que tiene una historia nueva y entonces se grabará".

Para Hanks, "ponerle voz a 'Toy Story' ha sido un regalo" que ha perdurado a lo largo de casi 30 años, desde que en 1991 le propusieron dar vida al entrañable vaquero en su versión original en inglés. "Llevo casi 30 años siendo Woody, y me siento afortunado", señala el actor norteamericano, que a lo largo de estos años ha sentido un proceso de identificación con el personaje de la película.

"Soul", nuevo título de Pixar

Ayer precisamente se anunciaba un nuevo título de Pixar para dentro de un año. El 19 de junio de 2020, el estudio estrenará "Soul". "Un viaje de las calles de Nueva York a los terrenos cósmicos para descubrir las respuestas a las preguntas más importantes de la vida", según la describió ayer la compañía en un comunicado. "Soul" contará con la dirección de Pete Docter, uno de los pesos pesados de Pixar y que ganó dos Óscar gracias a las películas "Up" (2009) y "Del revés" (2015).

Compartir el artículo

stats