El desayuno es la comida más importante del día, según los nutricionistas, y para comenzar un proceso de adelgazamiento debe hacerse hincapié en esta máxima. Lo que pocos saben es la vital importancia que tiene sobre la dieta.

El error más habitual de las personas que quieren perder peso es saltarse el desayuno y este error tiene consecuencias fatales: por un lado merma la energía de todo el día y, a la larga, puede ser fruto de un desgaste emocional severo. Por otro lado, el hambre que provoca a lo largo de la mañana desencadena excesos alimentarios a lo largo del día y el cerebro responde reclamando impulsivamente comida grasa y poco saludable.

Un buen desayuno debe ser completo, saludable y saciante, así lo demuestra la experiencia de Mihir Choudhary, un joven originario de la India de 153 kilos de peso, que consiguió adelgazar 53 kilos en 8 meses.

El desayuno que debes copiar desde hoy para perder peso

Consciente de las repercusiones que su sobrepeso podría acarrear a su salud, el joven comenzó a desayunar avena enriquecida con proteínas mezclada con agua o leche desnatada. De esa manera conseguía la cantidad de fibra y otros alimentos saciantes para no volver a pasar hambre en toda la mañana.

Conseguía otros nutrientes como las vitaminas y minerales que se encuentran en la avena de forma natural. Además de cambiar su desayuno, este joven indio también comenzó a consumir más frutas y verduras, hasta el punto de hacerse casi vegetariano.

Incorporó a su dieta alimentos como el pepino, el tomate y la cebolla, además de algún plato con proteínas como las lentejas y algunas verduras de hoja verde, básicas para perder peso sin perder energía.

La cena: una comida obligatoria, pero cuidada

Por las noches, solía tomar una sopa de verduras con trozos de soja y arroz, aunque algunos días también tomaba garbanzos u otros alimentos ricos en proteínas.

Comenzó a hacer deporte y se tomaba un plátano o una ración de avena antes del entrenamiento y un batido de proteínas cuando terminaba de hacer ejercicio físico.

Otros trucos para perder peso

Decidió hacer deporte en casa, combinando los ejercicios de alta intensidad o HIIT y el ciclismo y, cuando su cuerpo se adaptó al cambio, comenzó a incorporar entrenamientos de fuerza, una disciplina por la que apuestan los entrenadores personales para adelgazar.

Convirtió el agua en la única bebida posible para así acelerar su metabolismo.

Te puede interesar:

Huelga decir que eliminó la comida basura de su dieta, incorporó las frutas y las verduras y comenzó a hacer un plan de alimentación y valorar los alimentos que ingería. 

Otro paso fue comenzar a marcarse metas: tener un horario fijo, un plan de entrenamiento y comprobar que cada día se superaba y se encontraba mejor físicamente.