03 de mayo de 2014
03.05.2014
Vacunación

Los españoles no saben de qué están vacunados

Así lo demuestran los resultados de una encuesta realizada a más de 500 personas de distintas edades

03.05.2014 | 13:46
La vacuna más conocida por la población es el tétanos.

El 75% de los jóvenes españoles de 18 a 30 años no está informado de las vacunas que debe ponerse y ni siquiera sabe cuáles se le han puesto durante su infancia, y la mitad no saben ni dónde tienen su cartilla de vacunación.

Así se desprende de los resultados de una encuesta a más de 500 ciudadanos de 18 a 75 años elaborada por la consultora Nielsen y la compañía farmacéutica Sanofi Pasteur MSD.

El estudio ha mostrado como la mayoría de los encuestados reconoce el papel que han jugado las vacunas para reducir o eliminar algunas enfermedades prevenibles. Sin embargo, a la hora de la práctica muestra un importante desconocimiento sobre el grado de vacunación que presentan.

Este desconocimiento es mayor en el caso de los jóvenes, pero muestra tasas también elevadas en la población de más edad, ya que hasta un 57 por ciento de la población de más de 60 años no están al día de las vacunas que deben ponerse.

Asimismo, muestra diferencias significativas por sexos, ya que mientras que el 51 por ciento de las mujeres están al día de las vacunas que deben ponerse, sólo el 39 por ciento de los hombres admiten estar bien informados sobre este tema, lo que muestra que las mujeres "son más activas en la búsqueda de información", según los autores.

La vacuna más conocida por la población es la del tétanos, según el 96% de los encuestados, y hasta el 51 por ciento admite haberla recibido. A ésta le seguirían la del sarampión (93%), la de la varicela (92%) y la de rubeola (89%).

En el lado opuesto estaría la que protege frente al virus del papiloma humano (VPH), que sólo conoce el 61 por ciento de los encuestados.

Pese a este desconocimiento que muestran algunos grupos de población, el presidente de la Sociedad Española de Vacunología (SEV), Amos García Rojas, ha reconocido que España tiene en general una buena cobertura vacunal, si bien insiste en la necesidad de seguir concienciando a la población de que "se está vacunando frente a enfermedades que quizá hace mucho que no vemos pero que, si dejamos de vacunar, pueden volver a presentarse".

En este sentido, ha reconocido que el virus que más le preocupa actualmente es "el que por desgracia lleva a muchos padres a no querer vacunar a sus hijos" al poner en duda estos medicamentos, algo con lo que discrepa ya que son "las herramientas más seguras y eficaces para combatir determinadas enfermedades".

"Son de los fármacos más seguros que hay en el mercado, en parte porque deben someterse a estudios superiores a los que se realizan con otros productos", ha aseverado García Rojas.

En otro sentido, el estudio también pone de relieve la importante que son las vacunas para los padres, ya que hasta el 97% de los encuestados considera que tienen mucho o bastante valor para la salud de sus hijos.

Sobre todo, inciden los participantes en este trabajo, por la tranquilidad de saber que está protegido frente a enfermedades (83%), porque mejoran su calidad de vida evitando que el niño se ponga malo (73%) y porque evitan faltar al trabajo para cuidarle (17%).

Además, hasta ocho de cada 10 padres encuestados (83%) asegura que vacunan a sus hijos de todo lo que les recomienda su pediatra, aunque no esté cubierto por el Sistema Nacional de Salud (SNS) y tengan que hacerse cargo del coste de la vacuna.

En este sentido, el presidente de la SEV ha reconocido que los cambios que se han producido recientemente con la vacuna de la varicela, cuya venta libre está actualmente limitada en las farmacias españolas y ha provocado que el laboratorio fabricante haya denunciado ante los tribunales al Ministerio de Sanidad, va a provocar un "repunte evidente" de casos.

Lo mismo prevé en el caso del neumococo, cuya vacuna estaba incluida en el calendario vacunal de la Comunidad de Madrid hasta que el Gobierno regional decidiera retirarla hace un año.

"Los padres seguían las recomendaciones y se las administraban a sus hijos en un porcentaje alto, por lo que el hecho de quitarla va a tener un impacto obvio", ha defendido este experto.

Poca preocupación para viajar

Por otro lado, la encuesta muestra como el interés por las vacunas a la hora de viajar no es muy elevado, mucho menos entre las personas más mayores, ya que casi el 80 por ciento de los mayores de 60 años dicen interesarse poco o nada por las vacunas cuando viajan.

El interés por las vacunas se acrecienta al viajar a otros continentes sobre todo destinos asiáticos, y a la hora de buscar información se suele recurrir a los profesionales sanitarios, en un 31 por ciento de los caoss. A estos le seguirían las consultas por Internet (22%), las agencias de viajes (8%) y los centros de vacunación internacional (7%).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL- HM VIGO


El hospital HM Vigo refuerza el compromiso con la salud de la mujer

Una nueva unidad aborda todo tipo de patologías, tanto ginecológicas como urológicas, poniendo el foco en el diagnóstico precoz de las de mama