La actriz, de 34 años y embarazada de su segundo hijo, ha confesado que sus planes son seguir trabajando en el rodaje de una serie en Francia y con otro estreno en diciembre.