Desde que en 2016 falleciera su marido y mánager, René Angélil, víctima de un cáncer, Céline Dion se encuentra totalmente volcada en sus tres hijos: René Charles, de 20 años, y los gemelos Eddy y Nelson, de 10, quienes, según reconoció, son los que la ayudan “a sobrellevar la pérdida del amor de mi vida”.

A sus 53 años, la cantante canadiense se sinceró hace unos días en una aparición en el programa Today de la cadena estadounidense NBC dejando claro que está cerrada al amor. “No estoy pensando en volver a enamorarme”, dijo. Y añadió sincera: “No sé. Pero el amor es tan grande y tan presente en este momento en mi vida, con mis hijos, que me han dado tanta fuerza. No estoy pensando en una relación ni en enamorarme de nuevo”.

La intérprete de ‘My heart will go on’, que reconoció estar todavía afectada por la perdida de su marido, afirmó: “René me ayuda a sentirme muy fuerte. Siento que me ha dado mucho a lo largo de los años y todavía hoy”, agregó. “Perder a mi esposo, que mis hijos perdieran a su padre, fue algo extraordinariamente doloroso. Veo a mis hijos. Los miro, vivimos con él. Él es parte de nuestras vidas todos los días, así que tengo que decir que me siento muy, muy fuerte”, confesó visiblemente emocionada.

En el quinto aniversario de la muerte de su marido, que tuvo lugar en enero, la cantante volvió a rendirle un homenaje con una publicación en su cuenta de Instagram en la que admitía que no pasaba ni un solo día sin acordarse del que fue el amor de su vida. La cinco veces ganadora del Grammy y su descubridor, mánager y marido no pudieron hacer su relación oficial hasta 1987, cuando ella fue mayor de edad y él se separó de su mujer, Anne Renée. Aunque no fue hasta 1992 cuando confirmaron la noticia ya que temían que la enorme diferencia de edad entre ambos (se llevaban 26 años) afectara a la carrera de la cantante. Tras contraer matrimonio en 1994, nunca se separaron.

A raíz de la enfermedad de Angélil, en agosto de 2014 Céline anunció su retiro de los escenarios y la cancelación de los 18 conciertos que tenía contratados en Las Vegas y la suspensión de una gira por Asia programada para el otoño de 2014. Tras el fallecimiento de su marido, la cantante regresó al escenario del Caesars Palace el 23 de febrero de 2016.