19 de febrero de 2017
19.02.2017

Moda y arte urbano unidos de la mano de Nano4814

El artista vigués realiza una intervención en la Mercedes Benz Fashion Week

19.02.2017 | 02:25
Nano4814, junto a su creación en la Mercedes Benz Fashion Week.

Mercedes-Benz apuesta por la unión de moda y arte urbano en MBFWM en colaboración con Urvanity, la primera feria dedicada al Nuevo Arte Contemporáneo que se instalará en Madrid desde el 23 al 26 de febrero. Así, Mercedes-Benz Fashion Club se convertirá nuevamente en un espacio que invita a disfrutar y descubrir un nuevo concepto de arte.

Nano4814 ha sido el encargado de materializar este encuentro a través de una explosión de colores y formas orgánicas que invaden el espacio y que envolverá a los visitantes en el universo creativo del artista vigués.

"Es muy interesante que el público que asiste a Mercedes-Benz Fashion Week Madrid pueda experimentar una obra en primera persona, en un entorno donde se citan las nuevas corrientes en creación e inspiración", afirma el artista. "Aunque los ciclos de la moda son más rápidos que en el arte, cuentan con un elemento común: el proceso de búsqueda. El arte es un constante proceso de búsqueda y para encontrarlo hay que buscar cosas nuevas", añade.

El artista, en cuya trayectoria podemos encontrar exposiciones en el museo Tate Modern de Londres o en la Scion Installation Space de Los Ángeles, no se limita a intervenir elementos por separado, sino que logra integrarlos en obras completas, convirtiendo así el smart Brabus expuesto en una prolongación de su diseño.

Victoria Abril, en la pasarela

Mientras tanto, en la pasarela de ayer destacó la libertad, sensualidad y calidad de Andrés Sardá, que mostró su particular revolución lencera con rústicos bustier de rafia, conjuntos de tul y seda o miriñaques de latón dorados con tules y encajes de chantilly, una prendas tan osadas como enérgicas.

La pasarela vivió una revolución francesa abanderada por la actriz Victoria Abril, quien abrió el desfile con ropa interior inspirada en el siglo XVIII y lo cerró, encarnada en una María Antonieta en el Palacio de Versalles.

Por su parte, la máxima de Teresa Helbig y Ana Locking fue "Piensa en grande y conseguirás cosas grandes". Las diseñadoras confeccionaron piezas contundentes, con patrones estudiados y costura veterana que plasmaron en trajes aristocráticos y vestidos guerreros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook