12 de junio de 2018
12.06.2018
ÚLTIMA HORA
Antoni Mohamed no seguirá al frente del Celta
Higiene

Tres trucos para eliminar el sarro del inodoro de manera rápida

Descubre cómo conseguir un baño impecable y desinfectado en solo unos minutos

12.06.2018 | 22:27
Cómo limpiar el inodoro de forma rápida y casera.

El inodoro es uno de los elementos del hogar que más utilizamos y por ellos deberíamos mantenerlo limpio, desinfectado y libre de malos olores. Sin embargo la acumulación de gérmenes, humedad y otras sustancias hacen que muchas veces se acumulen manchas de sarro.

Este problema suele generarse por la acumulación de calcio y otros minerales presentes en el suministro de agua. Afortunadamente, con los siguientes trucos caseros, podrás eliminarlo de manera rápida.

Bicarbonato de sodio con agua oxigenada


Si utilizas este procedimiento sólo vas a necesitar una taza de bicarbonato de sodio (100 g) y dos cucharadas de agua oxigenada (20 ml).

Humedece el bicarbonato de sodio con el agua oxigenada, obteniendo una especie de pasta. Con la ayuda de un paño o estropajo, frota la pasta contra las paredes del inodoro para limpiar las manchas. Deja que actúe 20 minutos antes de enjuagarlo.

De forma opcional, puedes agregarle el zumo de limón para lograr un efecto blanqueador más potente.


Piedra pómez


La piedra pómez, aunque generalmente se utiliza para remover la piel muerta, es muy útil para quitar las manchas que se forman en el baño. Su poder abrasivo elimina el sarro y deja la superficie con un aspecto más higiénico.

Lo único que tienes que hacer es sumergir la piedra en agua tibia, hasta que ésta se ablande. Tienes que humedecerla sí o sí ya que la piedra seca puede ocasionar daños en el inodoro. Cuando la piedra esté blanda, frota sobre las zonas donde notes la presencia de sarro y verás cómo se va removiendo, dejando el inodoro impoluto. Vuelve a humedecer la piedra cada vez que sea necesario.

Vinagre blanco y limón

Los ácidos del vinagre y del limón descomponen el sarro. Getty Images


La combinación de vinagre blanco y limón es la forma más natural y ecológica de eliminar el sarro. Es bastante útil ya que los ácidos naturales de ambos líquidos descomponen con facilidad los depósitos de sarro. Vais a necesitar una taza de vinagre blanco (125 ml) y jugo de limón.

Agrega el jugo de limón en media taza de vinagre blanco y mézclalos. Después, frota la mezcla sobre las áreas que deseas limpiar. Para facilitarte la tarea, puedes ayudarte de un estropajo o de un papel lija.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine