18 de mayo de 2019
18.05.2019

Hallan sangre en el coche del conductor que desapareció en Rande, casado y padre de un hijo

Se descarta la intervención de terceras personas - La familia sostiene que no hay problemas conyugales, económicos ni laborales

18.05.2019 | 01:42
Submarinistas de la Guardia Civil en uno de los rastreos en Rande. // G.C.

¿Dónde está Alejandro C.L.? Esta es la pregunta todavía sin respuesta que se hace su familia desde que en la madrugada del domingo pasado su coche apareció abandonado, aunque con el motor encendido, en la autopista AP-9 aparcado en el puente de Rande. Casado y padre de un hijo menor, con buenas relaciones familiares, su intensa búsqueda por tierra, mar y aire -de momento- ha resultado infructuosa.

Los investigadores mantienen abiertas varias hipótesis para esclarecer lo ocurrido, si bien la principal es que pudo precipitarse al mar. En principio se descarta una muerte violenta o con participación de terceras personas.

En el vehículo abandonado en la autopista los agentes de la Guardia Civil hallaron sangre, por lo que se han recogido muestras de las manchas situadas en el cinturón de seguridad del conductor para cotejarlas con el ADN de su familia directa y comprobar si corresponden al deportista desaparecido. Aparentemente no se localizaron rastros de sangre en el exterior del coche ni en el puente, por lo que se han remitido peticiones de información a hospitales gallegos y portugueses por si pudo ser recogido por algún vehículo que circulara por allí.

La familia del desaparecido quiere saber qué pasó. Aseguran que Alejandro, el mayor de cinco hermanos de una familia de Pontevedra muy unida, no tenía problemas aparentes. "Las cuentas bancarias están al día, el gimnasio que dirige funciona bien y acabábamos de regresar de competiciones en Bélgica y Holanda. Se encontraba bien con su mujer y con su familia, el negocio funcionaba y sentía devoción por su hijo", explica uno de sus hermanos.

Por eso quieren que se averigüe lo que ocurrió: "No se sabe si se precipitó al mar. A nosotros nos parece imposible, pero si lo hizo queremos saber por qué", explican en su entorno. Alejandro y otro de sus hermanos son grandes especialistas en artes marciales, especialmente en Taekwondo, como avalan los numerosos títulos conseguidos a nivel nacional e internacional. Ambos dirigen sendos gimnasios en Pontevedra y Barbanza donde entrenan a deportistas de élite de diversas categorías y están muy implicados en las localidades donde residen con movimientos culturales y deportivos, por lo que se trata de personas muy conocidas y queridas. La desaparición de Alejandro mantiene sumida en el dolor y la impotencia a su familia.

Su pista se pierde el domingo, sobre las 2 de la madrugada, cuando el conductor desaparecido decidió salir a dar un paseo. Su hijo se ofreció a acompañarle pero él prefirió ir solo, según relata su familia. Apenas una hora después los servicios de emergencias del 112 recibieronel aviso de que había un coche aparcado en Rande sin conductor. El CIAE alertó a Salvamento Marítimo y a Gardacostas de Galicia, así como a la Policía Nacional y Guardia Civil. El Instituto Armado se ha hecho cargo de la investigación. En los seis días transcurridos, las búsquedas han sido infructuosas. Varios equipos de submarinistas del Instituto Armado han rastreado las aguas de la ría sin éxito; también la Armada iba a sumarse al opertivo.

Expertos marineros explican que las corrientes en San Simón suben de sur y bajan de norte, en función de la marea, y que, si realmente se precipitó al agua en la zona norte,el cuerpo habría sido arrastrado hacia el exterior de la ría de Vigo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook