Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista con Juan Carlos Quer

"Si no se deroga la Prisión Permanente, el legado de Diana habrá servido"

Un año después del hallazgo de la joven, su padre habla: "El crimen de Laura y el de mi hija se podían haber evitado"

Juan Carlos Quer.

Juan Carlos Quer. EP

Hace apenas un año una llamada telefónica acababa con el infierno para la familia Quer, pero daba paso a otro. Tras dos años de búsqueda, el cadáver de Diana Quer, la joven de 18 años desaparecida durante las fiestas veraniegas de A pobra, el 22 de agosto de 2016, aparecía en el interior de un pozo de agua en una fábrica abandonada de la parroquia de Asados. José Enrique Abuín, conocido en la zona como 'El Chicle', era el responsable de un crimen en el que no se pudo probar la agresión sexual y que se resolvió debido a la intención de reincidencia del asesino. Unos días antes de encontrar el cadáver, el asesino confeso de Diana Quer trataba de secuestrar a otra joven en la misma zona, aunque esta lograba escapar.

Aun a la espera de juicio y condena, el propio Abuín llegaba a jactarse, el pasado mes de marzo, de salir en poco tiempo de la cárcel. "En 7 años estaría fuera de la cárcel", afirmaba en una misiva a sus allegados. Mientras tanto, y desde el hallazgo del cuerpo de la joven madrileña, Juan Carlos Quer daba comienzo a una batalla que aun hoy continua. La no derogación de la Prisión Permanente Revisable.

Con tres millones de firmas en el portal de Change.org, el padre de la chica se ha convertido en la cabeza visible de un grupo de familias afectada entre las que se encuentran los padres de la pequeña Mari Luz o el de Marta del Castillo.

Tras conseguir que Ciudadanos se abstuviera en las votaciones por la derogación de esta pena, Quer sigue con su cruzada con la intención de "poner en valor la vida de mi hija para evitar que se produzcan nuevos asesinatos".

-Se cumple un año del hallazgo de Diana, ¿cómo lo ha pasado?

"Se está aplicando el tercer grado a delincuentes que no corresponde", dice Quer

-Entre el dolor inmenso que supone levantarse todavía por la mañana y la iniciativa para poner en valor su vida, para intentar en lo posible que hechos como estos no se vuelvan a producir. Aunque, desafortunadamente, esto no es así. Lo que es lamentable es que, en este contexto, las fuerzas políticas sigan confrontando sobre asuntos que deberían quedar al margen de la ideología política y que deberían ser objeto de un pacto de Estado como fue el Pacto contra la Violencia de Género.

Hablamos de delincuentes que van con el semáforo rojo ya puesto en su cara, con antecedentes de violencia sexual, abuso previo en el caso de Diana, agresión sexual en el caso del individuo que terminó con la vida de Laura Luelmo. Se está aplicando el tercer grado a delincuentes que no corresponde. El único aval que aportan es que se comportan bien en la cárcel. La tipología de estos individuos es siempre la misma: son unos cobardes cuando están dentro de un centro penitenciario, entre otras cosas porque necesitan estar al lado de los funcionarios, pero cuando salen fuera son auténticos depredadores.

Si conseguimos que no se derogue la Prisión Permanente Revisable, y lo vamos a lograr, el legado de Diana habrá servido para algo.

-¿Cuándo dio el paso para encabezar la iniciativa?

-Cuando traía el cadáver de Diana a Madrid, por su carácter y por como disfrutaba de la vida, lo que me vino a la cabeza fue un mensaje de "no te vayas a llorar, papá. Vamos a cambiar las cosas". Hice un par de llamadas. Hablé con Paco Lobatón y le pedí que invitara a los padres de otras víctimas al funeral de Diana. Media hora después de conocerles nos pusimos a ello. Me dijeron que tomara el testigo porque ellos llevaban muchos años en esto e iban muy cortos de fuerza. En un mes y medio teníamos dos millones y medio de apoyos ciudadanos.

Además, es muy importante recalcar que este movimiento está al margen de cualquier ideología política. Mi único partido político es el sentido común y jamás estaré en la política. Los ciudadanos de este país tampoco tienen política para este tipo de circunstancias.

-¿Qué balance hace de la iniciativa?

-Pablo Iglesias fue un cínico, calificó esta iniciativa como un halo de venganza, tiró de manual de mal político, mostrando una gran falta de sentimiento y empatía. ¡Cómo se puede hacer tal afirmación! Tres meses después abanderaba, tras la sentencia de La Manada, cambios inminentes en el Código Penal, con la única finalidad del postureo político para captar votos, algo absolutamente indigno.

Aun así, el movimiento ciudadano que iniciamos consiguió en le mes de marzo cambiar la posición de Ciudadanos y por ello la Prisión Permanente Revisable se mantuvo. Posteriormente, en septiembre, acudí a una reunión con la ministra de Justicia, que califica esta pena como inhumana, cuando los inhumanos son los seres que cometen este tipo de delitos. En el ámbito de la izquierda se defienden 18 años para La Manada porque dan votos y 25 años para 'El Chicle', cuando a la niña finalmente la asesinan depositándola en un pozo, les parece algo indigno. Esa es la falta de coherencia del discurso.

En la reunión con la ministra solo estaba yo, pero conmigo venían 3 millones de personas de distintas ideologías. Por eso la ministra no derogó en caliente y el PSOE cambió su posición.

Rehabilitación

-¿Qué les diría a los políticos que están en contra?

-Esto es lo que pone en evidencia la falta de sensibilidad de toda nuestra clase política y la falta de coherencia para un tema que es estrictamente humano y de sentido común para los españoles, convertirlo simplemente en una cuestión política más. Esto no tiene nada que ver con la subida de las pensiones o con el IRPF, sino que toca el área de flotación de los ciudadanos y las familias de este país. Es la seguridad de nuestros hijos y la protección de la mujer."A los políticos les pediría que nos miren a los ojos a los que hemos pasado por esto", señala

Les diría que nos miraran a los ojos a los padres que hemos pasado por esto. Que miren cuando llegan a su casa en el coche oficial y sus hijas están ahí porque la llamada que recibí yo no la recibieron ellos. Este es un tema que nos atañe a todos como sociedad. Basta de confrontación, que dejen de debatir y propongan soluciones efectivas.

-¿Cree en la reinserción en algún tipo de circunstancia?

-Ahora ha sido lo de Laura, pero además salió en los medios cómo un violador que asesinó con 34 puñaladas a una persona, diez años después, en un permiso, asestaba 6 puñaladas más a otra mujer.

Esto muestra el perfil que tienen los agresores sexuales, los asesinos en serie, y también la enorme dificultad que existe para la reinserción de estos individuos. Como sociedad hay que darles los recursos para que se puedan rehabilitar, pero la obligación de rehabilitarse es del reo, y si no lo hace debería permanecer en la cárcel, con o sin prisión permanente revisable, desde el sentido común.

No se debe otorgar el tercer grado indiscriminado a alguien que ha robado como a alguien que mata o viola. El violador del Eixample o el violador del ascensor son un ejemplo.

-¿Por qué se debe mantener la Prisión Permanente Revisable?

-Es la petición de los españoles. El 76% la apoyan. El 56,5% en el ámbito de Podemos y el 82% del PSOE. Son los resultados de encuestas del mes de marzo, que, si se hicieran hoy, se verían incrementados.

Ha de mantenerse porque este tipo de pena, que solo se aplica a delitos de extraordinaria crueldad , existe en los países más avanzados de Europa, no es un invento de los españoles. No es una cadena perpetua, no apoyo esto. Es indigno el mensaje de desinformación que se ha lanzado desde las posiciones progresistas para intentar confundir a los ciudadanos. Excepto Croacia y Portugal, todos los países europeos lo tienen.

La PPR está avalada por el Consejo de Estado, es conforme al Tribunal de Derechos Humanos, y cuando el Constitucional dé respuesta al recurso que ya planteó el PSOE dirá que es conforme a derecho.

Existen 5 condenas ahora. Todos ellos son crímenes de violencia machista, así que, si los progresistas quieren proteger a la mujer, deben ser coherentes y apoyar este tipo de medidas que amparan a la mujer y nuestros hijos. El cumplimiento íntegro de las codenas que proponen no da respuesta.

Cerrar el círculo

-Hay expertos que aseguran que esta medida no acaba con la criminalidad, ¿qué tiene que decir?

-Lo que dicen es indigno y falso. Lo primero porque parece que el único problema es dónde computamos la nueva víctima, si en violencia machista o qué. Déjense de cómputos, aquí lo que importa es que se están perdiendo vidas. Los instrumentistas que hay detrás de estas afirmaciones dan a su discurso la visibilidad que quieren, pero ante sus argumentos existen cientos de jueces que todavía están dictando sentencias que defienden y afirman todo lo contrario.

Mientras exista una víctima debemos tomar las medidas. El crimen de Laura se podría haber evitado, también el de Diana. No es cuestión de estadísticas.

Cuando salió la sentencia de La Manada se pedía endurecer el Código Penal y quitar la discriminación entre abuso y violación, es razonable y tiene todo el sentido común. Lo que carece de sentido es que, de la mano de esas medidas, estas mismas fuerzas progresistas, sean las responsables de que estemos dejando en tercer grado a esos delincuentes. No vale que entren por un sitio y salgan por el otro para volver a cometer crímenes.."Me dan igual los años que cumpla 'El Chicle', el reparo es con la sociedad", afirma Quer

El planteamiento es cerrar el círculo, sumar medidas efectivas y después establecer garantías. En el ámbito del debate que se está planteando suma la propuesta de educación, prevención y reinserción, también la de establecer medidas tras la condena -en Inglaterra existen tutores de estos delincuentes que hacen seguimiento directo a los condenados- y seguimos sumando. Hay que modificar el Código Penal y mantener la Prisión Permanente Revisable.

-En este caso, ¿qué le parecería que en 25 años 'El Chicle' salga a la calle tras considerarse reinsertado?

-Me parece que el objetivo de la reinserción, si la evaluación es adecuada, se habrá cumplido. La prisión permanente revisable comporta que el individuo haya cumplido una condena adecuada en el tiempo a la gravedad del delito cometido. Diana tenía 18 años, la edad media de vida en este país en la mujer es de 83 años, le quedaban 65-70 años de vida. Esta pena es de 25 y 30 años. Y aunque me da lo mismo los años que cumpla, el reparo es con la sociedad, no con la familia ya que el daño es irreparable, no me da igual el mensaje que se mande a la sociedad.

Además, en este caso, si concurre la gravedad de depositar el cuerpo en un pozo generando un dolor increíble a la familia, con una frialdad brutal lo que espero es que cuando salga, siendo abuelo, si está rehabilitado, purgue su conciencia. No solo ha generado víctimas en mi familia, también en la suya. Tiene una hija de 15 años. Ese es el matiz, el calado de este tipo de individuos. Que cumpla una condena ejemplar y que salga rehabilitado sabiendo que no va a hacer daño a más víctimas inocentes.

Compartir el artículo

stats